Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Interior dimite por las críticas del Congreso al Gobierno por la ola de violencia

El ministro de Interior de Libia, Fawzi Abdelali, ha dimitido este domingo para frenar las críticas del Congreso contra el Gobierno por su gestión de la ola de violencia que ha sacudido el país árabe en los últimos meses.
"Ha presentado su dimisión para protestar por las críticas que los congresistas han hecho al Gobierno y para defender a los revolucionarios", ha dicho uno de sus asesores, citado por la prensa internacional.
El pasado sábado, el presidente del Congreso, Mohammed Magarief, solicitó la comparecencia del ministro de Interior y del ministro de Defensa, Osama Juwaili, por su mala gestión de la crisis de seguridad, según informa el diario 'The Libya Herald'.
En concreto, los congresistas han expresado su preocupación por la profanación de lugares sagrados. A lo largo del fin de semana, han sido destruidos dos santuarios sufíes, uno en Trípoli y otro en Zlitan.
La agencia de noticias Reuters ha apuntado que el Ministerio del Interior autorizó el ataque contra el santuario capitalino, argumentando que se estaba practicando magia negra, algo que el Gobierno ya ha desmentido.
Se cree que los ataques son responsabilidad de los grupos salafistas, representantes de la rama más conservadora del Islam, que consideran heréticos los santuarios sufíes.
A ello hay que sumar la cadena de ataques en la ciudad de Benghazi, epicentro de la revolución libia, en su mayoría, contra ex miembros del régimen de Muamar Gadafi, lo que ha llevado a sospechar de la existencia de "escuadrones de la muerte".