Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán advierte a la prensa que debe salir del país cuando les caduquen los visados

Un grupo de iraníes se enfrenta a la policía cerca de la Universidad de Teherán durante unos disturbios entre simpatizantes del líder de la oposición iraní, Mir Hossein Moussavi, y los cuerpos de seguridad en Teherán, Irán, ayer domingo 14 de junio. EFEtelecinco.es
La decisión no se espera más que como trámite formal, pues casi nadie prevé que el citado Consejo escuche las quejas del candidato de la oposición, Mir Husein Musaví, quien denunció formalmente el fraude y pidió a los Guardianes que anularan los comicios.
Pero desde la fundación hace treinta años de la República Islámica, el poderoso Consejo de Guardianes nunca ha tomado una decisión de tal envergadura.
Acoso a la prensa internacional
Varios corresponsales de medios españoles y de otras nacionalidades han recibido llamadas, presumiblemente procedentes del Ministerio de Orientación y Guía Islámica, en las que se le recuerda que en ningún caso van a ser extendidos los visados.
El acoso a la prensa internacional, que sufre muchas dificultades para poder informar de los actuales disturbios en Irán, comenzó el sábado, con las primeras protestas de la oposición. Algunos corresponsales extranjeros, considerados testigos incómodos, recibieron el sábado un fax advirtiéndoles de que podían ser detenidos en cualquier momento en las calles y de que su acreditación podría serles retirada.
Fuentes del Ministerio de Orientación Islámica negaron que desde éste se enviase ese fax y hablaron de la existencia de muchos "rumores" en el país.
En cualquier caso, hay varios casos concretos de acoso a la prensa internacional.
Al menos dos periodistas extranjeros han sido detenidos y otros han recibido golpes por parte de la policía y de los "basij" mientras cubrían las manifestaciones.
A varias televisiones se les han requisado durante horas la cámaras y no se les permite filmar en numerosos lugares del país.
La oficina del canal por satélite árabe "Al Arabiya" ha sido cerrada durante una semana, y a las agencias de prensa con servicio de televisión les han indicado que no envíen imágenes a medios de prensa en lengua persa, como la BBC o "Voice of America", prohibidos en el país.    LA