Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán percibe un aumento de turistas desde la llegada al poder de Rohani

El vicepresidente espera que se restablezcan los vuelos directos entre Madrid y Teherán
El vicepresidente de Irán, Mohamad Ali Najafi, ha defendido este miércoles durante una visita a FITUR el potencial de su país como destino turístico y ha apuntado que, desde la llegada al poder del presidente Hasán Rohani y a la progresiva resolución de los "problemas" con la comunidad internacional, la llegada de extranjeros ha aumentado.
Rohani ha adoptado un aperturismo inédito desde que asumió la Presidencia en agosto de 2013. En los últimos meses, las tensiones de las potencias internacionales ante Teherán se han relajado --especialmente a raíz de la firma del acuerdo nuclear--, lo cual estaría redundando en una mayor llegada de turistas.
Najafi ha explicado, en rueda de prensa, que la resolución de varios de los "problemas" que alejaban a Irán de otros países se ha traducido en los últimos meses en una tendencia al alza en materia turística, si bien no ha detallado cifras.
La República Islámica confía en entrar en 2014 entre los 20 principales destinos turísticos a nivel mundial y, para ello, ha promovido una serie de cambios cuyos resultados comenzarán a verse "poco a poco", según su vicepresidente.
VUELOS DIRECTOS MADRID-TEHERÁN
Entre las cuestiones que las autoridades iraníes confían en facilitar figura la concesión de visados, la introducción de mayores comodidades para el turista y la mejora de la accesibilidad en Internet. Asimismo, Najafi también ha reconocido la importancia que tendría el restablecimiento de los vuelos directos entre Madrid y Teherán, un trayecto que sería "aceptable" en términos económicos.
El vicepresidente ha defendido a Irán como "paraíso" cultural, con 200.000 monumentos catalogados, y ha asumido que, esta cantidad de enclaves históricos complica su gestión. "Es posible que a veces lleguemos tarde", ha declarado, si bien ha defendido los "esfuerzos" de las autoridades para conservar la herencia cultural.
Najafi ha subrayado que Irán ofrece al viajero "las cuatro estaciones" en una misma época, de tal forma que puedes "esquiar en el norte" y "bañarte en el sur". La diferencia de temperaturas entre los extremos del país puede llegar "a los 40 grados", ha añadido.
El vicepresidente iraní ha defendido que el país es "un mercado muy apetecible" para la inversión económica, con "influencia" en otros países de la región y sin los "problemas de inestabilidad" comunes en la zona. También ha recordado que ofrece "protección" para el inversor extranjero".