Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán asegura que ha reducido sus reservas de uranio cumpliendo el acuerdo de Ginebra

Irántelecinco.es

El Gobierno iraní ha anunciado que ha diluido y convertido más de 200 kilogramos de uranio enriquecido, en cumplimiento del acuerdo que alcanzó el pasado mes de noviembre en Ginebra con las potencias mundiales del '5+1' --Estados Unidos, China, Rusia, Reino unido, Francia y Alemania-- para reducir su controvertido programa nuclear.

El director de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Alí Akbar Salehi, ha explicado que según el acuerdo alcanzado con la comunidad internacional, el Gobierno debía "diluir la mitad de las existencias de 200 kilogramos de uranio enriquecido y convertir la otra mitad en óxido de uranio".
Estas declaraciones se producen días después de que la Agencia Internacional de la Energía Atomica (AIEA), que se encarga de verificar el cumplimiento del pacto, asegurase que el régimen estaba procediendo a la reducción de sus reservas de uranio.
Por ello, Salehi ha mostrado su esperanza de que después del "rápido avance" en la conversión del uranio enriquecido de las reservas iraníes, se acelere la liberación de los activos iraníes congelados como parte de las sanciones a las que está sometido el país.
El acuerdo de Ginebra, que entró en vigor el pasado 20 de enero, condiciona la reducción de las sanciones a la reducción del programa nuclear iraní. Si Teherán cumple con estos requisitos, se aprobaría la liberación de hasta 4.200 millones de dólares (unos 3.000 millones de euros) en activos congelados, en ocho pagos que se realizarían entre los meses de enero y julio.
RESPONDER A LA AIEA
Por otro lado, Salehi ha asegurado que el Gobierno estaría dispuesto dentro de un mes a responder a las seis preguntas realizadas por la AIEA en relación a las sospechosas actividades nucleares realizadas por el régimen iraní.
"No tenemos ningún problema más con la AIEA en la cuestión nuclear. No hay más preguntas que no hayamos respondido. En otras palabras, podemos decir que las actividades nucleares de Irán son ya un caso cerrado", ha afirmado.
Respecto al reactor de agua pesada de Arak, una de las cuestiones más conflictivas en la última ronda de conversaciones que tuvieron lugar en Viena, Salehi ha informado de que Teherán ha ofrecido rediseñar su núcleo para reducir la producción de plutonio a una quinta parte de su capacidad actual.