Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel considera que la adhesión "elimina" la opción de un acuerdo de paz

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel ha rechazado la adhesión de Palestina a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), aprobada este lunes por la Conferencia General del organismo, ya que considera que perjudica las negociaciones de paz.
"Es una maniobra unilateral palestina que no supone ningún cambio real pero elimina la posibilidad de un acuerdo de paz", explica el Ministerio en un comunicado oficial.
"Esta decisión no convierte a la Autoridad Palestina en un estado auténtico, sino que supone una carga innecesaria en el camino para la reanudación de las negociaciones", añade.
La moción de adhesión de Palestina ha sido apoyada por 107 votos, ha habido 52 abstenciones y 14 votos en contra, lo que supone su aprobación gracias al respaldo de más de los dos tercios necesarios.
Estados Unidos, Canadá y Alemania han votado en contra de la resolución, mientras que países como Brasil, Rusia, China, India, Sudáfrica y Francia han votado a favor, mientras que Reino Unido se ha abstenido. España había anunciado que votaría por la admisión de Palestina en la sesión del Congreso General si no había una posición común de la Unión Europea.
La UNESCO se convierte así en la primera agencia de la ONU en la que es admitido el Estado palestino desde el pasado 23 de septiembre, cuando el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, presentó ante la ONU su petición formal de admisión de Palestina como miembro de pleno derecho.
Estados Unidos, aliado de Israel, puede ejercer su derecho a veto en el Consejo de Seguridad para evitar la admisión de Palestina como miembro de pleno derecho de la ONU, pero en la UNESCO no existe este mecanismo y Palestina ha logrado elevar su estatus de "entidad observadora" a Estado miembro de pleno derecho.
Sin embargo, Washington podría tomar represalias contra la UNESCO por la inclusión de Palestina, principalmente en el ámbito financiero, ya que el 22 por ciento del presupuesto del organismo procede directamente de las arcas estadounidenses.