Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel protesta formalmente contra la decisión de Suecia de reconocer a Palestina

El ministro de Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, ha anunciado este domingo que convocará al embajador de Suecia en protesta por la decisión del nuevo Gobierno sueco de reconocer oficialmente al Estado palestino.
Lieberman ha lamentado que el nuevo primer ministro de Suecia, Stefan Lofven, aprovechara su investidura el pasado viernes para comunicar la decisión en lo que para el titular de Exteriores israelí supone "una declaración apresurada", y hecha desde el desconocimiento de la complejidad de la situación.
"Aparentemente, el primer ministro ha hablado antes de que pudiera profundizar en la cuestión y comprender que han sido los palestinos quienes se han convertido en un obstáculo para el progreso de las negociaciones" para un acuerdo de paz, según ha hecho saber Liberman en su web de Facebook.
Durante su discurso inaugural ante el Parlamento este viernes, Lofven aseveró que "el conflicto entre Israel y Palestina solo se puede resolver con la solución de dos estados, negociado de acuerdo con las leyes internacionales, que requiere reconocimiento mutuo y una voluntad de coexistencia pacífica". "Por tanto", concluyó, "Suecia reconocerá el estado de Palestina".
Los palestinos han aplaudido la decisión de Lofven, que convierte a Suecia en el primer país miembro de la UE que reconoce a Palestina --Hungría, Polonia y Eslovaquia también, pero lo hicieron antes de incorporarse a la Unión--. El presidente palestino, Mahmud Abbas, calificó la decisión de "honorable" y la OLP ha llamado a otros países a que sigan el ejemplo del nuevo Gobierno de centroizquierda sueco.
Sin embargo, Lieberman ha reiterado que "ningún participante externo", en referencia a Suecia, "ni declaración alguna", podrán sustituir la que para Israel es el único derrotero viable: "las negociaciones directas entre ambas partes". Así, el Ministerio convocará al embajador sueco para mantener "una conversación" a este respecto, aunque no ha dado una fecha concreta.
El ministro de Exteriores, considerado uno de los políticos más extremistas del Gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu, recomendó finalmente al primer ministro sueco que "se concentre en problemas más acuciantes de la región, como las masacres diarias perpetradas en Siria, Irak y otras partes del mundo".