Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karzai decide no posponer las elecciones y celebrarlas en primavera

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, anunció hoy que las elecciones generales se celebrarán, en el próximo mes de marzo o abril, antes de que expire la actual legislatura.
Los comicios presidenciales afganos habían sido pospuestos al 20 de agosto debido a la situación de inseguridad que sufre el país.
En un decreto presidencial, Karzai estableció que la Comisión Electoral afgana convoque los comicios presidenciales y parlamentarios, a los consejos provinciales, a los distritos y a los ayuntamientos municipales de acuerdo con la Constitución afgana.
La Carta Magna prevé que las elecciones tengan lugar en un plazo de entre 30 y 60 días antes de que finalice el mandato del presidente, que expira el 21 de mayo.
Además, Karzai instó al organismo electoral a hacer los preparativos necesarios para lograr "la participación del pueblo en una votación transparente, justa, libre, secreta y directa, de acuerdo con los principios de la ley".
El pasado 29 de enero, el presidente de la Comisión Electoral, Azizulá Ludin, anunció que los esperados comicios tendrían lugar el 20 de agosto a causa de la inestabilidad que atraviesa el país.
Hasta el momento, Karzai, que ya había anunciado su intención de presentarse a la reelección, es el único candidato a la jefatura de Estado.
En 2004, fecha en la que se celebraron los últimos comicios presidenciales, unos 13 millones de electores fueron llamados a las urnas en un país con unos 30 millones de habitantes que lleva 30 años sumido en guerras.
Una de las mayores preocupaciones de las autoridades ante el proceso electoral es la insurgencia talibán, que ya ha anunciado su intención de boicotear los comicios.
Durante 2008 los talibanes han aumentado su actividad en el este afgano y han mantenido presencia en sus principales bastiones, las meridionales Helmand y Kandahar, además de protagonizar frecuentes atentados.