Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kosovo ya tiene su Constitución

El Presidente de Kosovo, Fatmir Sejdiu y el portavoz del gobierno, Jakup KrasniqiAP
Ya está en vigor la nueva Constitución de Kosovo. La ex provincia serbia ya tiene sus propios poderes de Estado, pero deja a la Comunidad Internacional la supervisión de las políticas de Justicia, el control de la Policía y las fronteras.
La firma se ha producido este domingo a las 12 de la mañana y la ha realizado el presidente, Fatmir Seadi. Con ella se aprueba un paquete de leyes subordinados a la Carta Magna, que fue aprobado por unanimidad en el Parlamento de Pristina el pasado día 9. El texto define a la República de Kosovo como un "Estado independiente, soberano, democrático, único e indivisible" y destaca su condición de sociedad "multi-étnica".
La Carta Magna consta de 40 capítulos y 160 artículos, que regulan el funcionamiento de esta república siendo el albanés y el serbio como lenguas oficiales. Sin embargo, se espera que la entrada en vigor del texto aumente la división entre la mayoría albano-kosovar y los serbios, establecidos sobre todo al norte de la región, que ya han comenzado a establecer sus propias estructuras políticas y abrirán un parlamento propio en Mitrovica el próximo 18 de junio.
El presidente kosovar reconoció que habrá problemas a la hora de aplicar la legislación, pero recordó que otros muchos países tienen dificultades internas y confío en que "haya una reconciliación" entre los dos grupos. Además hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que "ayude a Kosovo en el mantenimiento de la seguridad y el imperio de la Ley".
El texto constitucional se basa en la propuesta de estatuto del ex enviado de Naciones Unidas en la zona, Martti Ahtisaari, de una independencia tutelada para Kosovo, en la que Policía, Justicia y fronteras son supervisadas por la comunidad internacional. También invita a la OTAN a mantener el control de la seguridad y entrenar a las futuras fuerzas de seguridad kosovares, un cuerpo de protección multi-étnico que se calcula tendrá 3.000 efectivos. BRG