Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lavrov acusa a Turquía de suministrar armas a los rebeldes sirios en los convoyes humanitarios

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha acusado este martes a Turquía de suministrar armas a los rebeldes sirios mediante los convoyes de ayuda humanitaria, en la última alegación contra Ankara por parte de Moscú desde que la relación entre ambos se tensó tras el derribo de un caza ruso por el Ejército turco en la frontera siria en noviembre.
Durante su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Lavrov ha defendido que "una labor especial es reducir los suministros a los terroristas desde fuera, para lo cual, es necesario cerrar la frontera de Siria con Turquía, a través de la cual se están suministrando armas a milicianos, incluso en convoyes de ayuda humanitaria".
En este sentido, según informa Itar-Tass, ha denunciado que "los periodistas que informan sobre esto son llevados a juicio y condenados a muchos años de cárcel", pese a que es una cuestión de "libertad de expresión".
Por otra parte, el ministro ruso ha defendido que "es posible resolver la cuestiones humanitarias y pasar a restaurar el país arrasado por la guerra solo garantizando un alto el fuego duradero e iniciando un verdadero diálogo incluyente pansirio sobre el futuro de Siria".
Así las cosas, ha reiterado la postura de Moscú de que deben ser "los propios sirios" quienes decidan "sin injerencias externas" el futuro que quieren para su país. Rusia es el principal respaldo internacional con el que cuenta el régimen de Bashar al Assad.
"Naturalmente, ni los acuerdos de alto el fuego ni el proceso de arreglo político tienen ningún espacio para los terroristas y extremistas cuya ideología y prácticas son incompatibles con los principios de la existencia de la civilización humana", ha añadido Lavrov, en alusión a Estado Islámico y el Frente al Nusra, que han quedado fuera de la actual tregua.
"Infligir una derrota decisiva a Estado Islámico, el Frente al Nusra y otros grupos similares es una condición inviolable para garantizar los derechos de los sirios, los iraquíes y en general de toda la región de Oriente Próximo y el norte de África", ha remachado.