Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los países vecinos de Libia descartan una intervención militar en el país para combatir el terrorismo

Los países vecinos de Libia han descartado este martes una intervención militar en el país para hacer frente al terrorismo, recalcando que la misma tendría que tener lugar bajo el mandato de Naciones Unidas.
En un encuentro celebrado en Túnez, los participantes --Chad, Egipto, Libia, Níger, Sudán y Túnez-- han expresado su "profunda preocupación por la expansión de los grupos terroristas en algunas regiones de Libia".
En este sentido, han manifestado que "representan una amenaza real para el pueblo libio, para el futuro del camino democrático y para la seguridad y estabilidad de los países vecinos", según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.
Así, los participantes en el encuentro han pedido al Parlamento oficial libio y al Consejo de Estado que cumplan con su responsabilidad de sacar adelante el proceso político con la mediación de la ONU.
Por su parte, el enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Martin Kobler, que también ha participado en el encuentro, ha destacado los avances logrados en los últimos meses en el proceso político, si bien ha dicho que el mismo "sigue siendo muy precario".
"En el este, una minoría ha tenido éxito a la hora de bloquear la propuesta de Gobierno (de unidad) en la Cámara de Representantes --el Parlamento oficial--. En el oeste, la semana pasada las autoridades de Trípoli y Tobruk se negaron a transferir el poder", ha lamentado.
Kobler ha apuntado que "además, los grupos terroristas siguen aprovechándose de la división política, y el pueblo libio y sus vecinos siguen sufriendo las consecuencias". "La situación humanitaria en Libia se deteriora en Trípoli y Benghazi", ha alertado.
Así, ha recalcado que "la inmensa mayoría del pueblo libio está a favor del Acuerdo Político, apoya la formación de un gobierno de unidad y quiere y merece la paz, ahora".
Por ello, ha indicado que "el gobierno de unidad propuesto por el Consejo Presidencial debe poder hacerse cargo de sus funciones en Trípoli lo antes posible", haciendo hincapié en la necesidad de "unificar y reformar" las fuerzas de seguridad para hacer frente al grupo yihadista Estado Islámico.
"A pesar de los desafíos, me siento animado y agradecido porque los vecinos de Libia, al igual de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, siguen comprometidos y unidos firmemente detrás de una transferencia pacífica y organizada del poder al gobierno de unidad", ha remachado.