Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Localizan frente a la costa israelí piezas de metal y monedas hundidas hace 1.600 años

Un grupo de submarinistas descubrió hace varias semanas los restos de un buque mercante hundido hace 1.600 años frente a la ciudad israelí de Cesarea, según la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA, por sus siglas en inglés), que ya ha confirmado la recuperación de varias figuras de bronce y de miles de monedas.
La IAA ha explicado en un comunicado que dos buzos localizaron el buque de forma "fortuita" y alertaron inmediatamente a las autoridades. Una expedición posterior constató que la retirada de "una amplia porción del suelo marino" había sacado a la luz un tesoro que data del Imperio Romano.
Las piezas recuperadas, que se encontraban "en un extraordinario estado de conservación", incluyen varias lámparas grabadas, fragmentos de estatuas con distintas formas y vasijas, así como dos recipientes metálicos que albergaban "miles de monedas" con imágenes de los emperadores Constantino y Licinio.
El tipo de mercancía y su localización ha llevado a pensar a los expertos que el barco transportaba piezas de metal destinadas a ser "recicladas" en otros usos, una práctica frecuente durante la época.
El director de la Unidad de Arqueología Marina de la IAA, Jacob Sharvit, ha celebrado el hallazgo, "de extraordinaria belleza" y "relevancia histórica". Se trata, ha añadido, de un tesoro inédito en los últimos 30 años.