Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El caos de Londres se traslada a ciudades como Birmingham, Manchester o Liverpool

Los disturbios se extienden por Manchester. Vídeo: ATLAStelecinco.es
Los 16.000 agentes de policía que esta noche han tomado las calles de Londres han devuelto al calma a la ciudad. Los disturbios se han trasladado a otras ciudades como Birmingham, Manchester o Liverpool. En Birmingham se han detenido a 229 personas. En Londres, desde que comenzaron las revueltas el pasado fin de semana, hay 685 detenidos. Además, los primeros informes sostienen que el joven Duggan, cuya muerte desató las protestas, no disparó a la policía que le abatió.
La decisión del primer ministro británico, David Cameron, de desplegar 16.000 agentes de policía ha devuelto la calma a las calles de Londres después de cuatro noches. Sin embargo, los disturbios se han trasladado a otras ciudades como Birmingham, Manchester o Liverpool. En la primera de ellas hay al menos 229 detenidos desde que empezaron las revueltas. En Londres los arrestados superan los 700 según fuentes de Scotland Yard.
Por segunda noche consecutiva el desorden público se ha extendido por las calles de West Midlands, en el centro de Birmingham, en Wolverhampton y en West Bromwich. Agentes antidisturbios se han desplegado por el centro y han rodeado el complejo comercial Mailbox. A su vez han cortado el paso a las calles Dudley (Wolverhampton) y High (West Bromwich), entre otras de esta última población. Un portavoz del cuerpo policial de West Midlands especifica que más de 400 policías patrullan esta noche las calles, a los que se suman efectivos municipales.
Al menos dos vehículos han ardido pasto de las llamas. Asimismo, se han registrado asaltos contra comercios, como uno de la cadena de moda Marks & Spencer y otro de electrónica.
El viceprimer ministro británico, Nick Clegg, llegó a primera hora de la tarde del martes a esta ciudad del centro de Inglaterra para reunirse con los jefes de Policía. Desde Birmingham ha reiterado que "sencillamente no hay ninguna excusa para la violencia, el saqueo y la destrucción".
Manchester también se ha convertido esta noche en escenario de disturbios violentos y hasta dos centenares de jóvenes se han enfrentado en esta ciudad del noreste de Inglaterra a las fuerzas de seguridad. Los alborotadores han prendido fuego a una tienda de la firma Miss Selfridge, según ha informado un periodista local consultado por la BBC y que ha señalado que la mayoría de los negocios han cerrado sus puertas.
De esta forma, gran parte de los bares no han abierto esta noche y el servicio de tranvía ha quedado cancelado. Un portavoz de la Policía ha relatado que unos 200 jóvenes se han congregado en el centro de Manchester. Las fuerzas de seguridad, con equipos antidisturbios, han logrado dispersar a estas personas, ha añadido.
En Liverpool también se han repetido los incidentes. Al sur de la ciudad, en el área de Toxterh, se han lanzado decenas de cócteles molotov provocando daños en los edificios y comercios de la zona y coches incendiados, según informa la policía.
No disparó a la policía
Según los primeros informes policíales, el joven Duggan, cuya muerte causó el inició de las protestas, no disparó a la policía. El arma que había en la escena del crimen no se utilizó y la bala hallada en su coche pertenecía a la policía.
Para aplacar a los jóvenes violentos la Policía ha autorizado el uso de pelotas de goma en Londres y el resto de ciudades británicas sacudidas por la oleada de violencia. El Gobierno adelanta que estos poderes de emergencia estarán en vigor "mientras sean necesarios" con el fin de recuperar el orden público.