Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lugo hace un llamamiento a la unidad para que el Frente Guasú pueda "restaurar" la democracia en 2013

El ex presidente de Paraguay Fernando Lugo ha hecho un llamamiento a la unidad para que el Frente Guasú, su partido político, gane las próximas elecciones generales, previstas para 2013, para "restaurar" la democracia en el país sudamericano.
Al término del foro Paraguay Resiste, que se ha celebrado este miércoles, Lugo ha explicado que "la unidad es la garantía del triunfo en (los comicios) 2013", al tiempo que ha expresado su confianza en que "la clase progresista no renunciará a restaurar la democracia".
"Seguiremos construyendo con grandeza la unidad de este pueblo que tiene el derecho de seguir soñando. No vamos a renunciar a seguir construyendo juntos el país que nos merecemos", ha dicho, en declaraciones recogidas por la cadena TeleSur.
Además, ante una posible victoria electoral de la derecha, el ex presidente ha advertido de que, "a pesar del pluralismo y las diferencias, el país no está en venta, ni se alquila a empresas transnacionales ni a la oligarquía que se asocia contra el pueblo".
Por otro lado, Lugo ha expresado su agradecimiento a quienes siguen apoyando su gestión gubernamental, destacando que la comunidad internacional está con ellos. "Es imposible que organizaciones regionales como el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) puedan aceptar un grosero golpe de Estado", ha sostenido.
"Hoy de nuevo, un 15 de agosto memorable, histórico, agradezco a los que generosamente cooperaron con este Gobierno, que no sé cómo llamará la historia", ha dicho, recordando que en esta fecha se cumpliría su cuarto año de mandato.
El pasado 22 de junio, el Congreso de Paraguay decidió destituir a Lugo tras celebrar un juicio político en su contra por mal desempeño de sus funciones. El detonante fue la muerte de 17 personas en los enfrentamientos entre campesinos y policías ocurridos el pasado 15 de junio en la localidad de Curuguaty.
Lugo argumenta que se trata de un golpe de Estado porque se vulneró su derecho a la defensa, mientras que su sucesor en el cargo, Federico Franco, alega que la destitución del jefe de Estado por mal desempeño de sus funciones es un procedimiento contemplado en el artículo 225 de la Constitución.
En respuesta, los jefes de Estado de Mercosur y Unasur han decidido suspender la participación de Paraguay hasta que celebre elecciones generales al considerar que se ha producido una "ruptura del orden democrático", lo que ha puesto al país en una situación de aislamiento regional.