Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF apoyará una campaña de vacunación contra el sarampión en varios campos de refugiados franceses

Médicos Sin Fronteras (MSF) participará a principios de febrero en una campaña contra el sarampión en varios campos de refugiados del norte de Francia, tras ser confirmados tres casos de la enfermedad en el campamento de Calais conocido como 'la jungla', ha informado la ONG en un comunicado.
MSF ha decidido dar este paso tras confirmarse tres casos de sarampión --que corresponden a un voluntario y dos refugiados-- en el campo, junto con otros tres diagnosticados en el hospital de Calais. Además, en el campo de Grande Synthe, en el distrito francés de Dunkerke, hay dos niños que presentan síntomas de la enfermedad.
La campaña de vacunación se extenderá la semana que viene a estas dos últimas localidades francesas, con una población aproximada de 2.500 personas. En total, el programa se desarrollará en cuatro puntos del campo de Calais, donde se calcula que viven unos 4.000 refugiados.
La campaña está siendo organizada por la Agencia Regional de Salud francesa, con la asistencia de organizaciones como MSF, Médicos del Mundo (MDM), el Servicio de Preparación para Emergencias de Salud, Hands International y la Agencia de Respuesta (EPRUS), que de hecho ha comenzado este viernes con el plan de vacunación.
MSF, que trabaja en el campo de Calais desde septiembre, donde gestiona una clínica para proporcionar atención médica a los refugiados, se sumará a la campaña el próximo 2 de febrero. La semana pasada, la ONG comenzó los trabajos de construcción de un nuevo campo para alojar a 2.500 refugiados, expuestos en unas condiciones "completamente insalubres". El nuevo campo contará con 500 tiendas de campaña preparadas para el invierno, con duchas de agua caliente y letrinas.
El sarampión es una enfermedad altamente infecciosa que conlleva riesgo de complicaciones graves. El pasado 26 de enero varios equipos de MSF lanzaron una campaña de sensibilización para alertar a los refugiados sobre la importancia de estar vacunados contra dicha enfermedad, algo especialmente importante por las condiciones en las que se ven obligados a malvivir. Las vacunas, de carácter voluntario, estarán dirigidas a adultos y niños mayores de seis meses.