Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macri vetará la ley de emergencia ocupacional, a la que define como "antiempleo"

El Gobierno pacta con los sindicatos una subida del salario mínimo del 33 por ciento
El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha anunciado este viernes que anulará la polémica ley de emergencia ocupacional --promovida por el 'kirchnerismo'-- que fue aprobada el jueves por parte de la oposición en el Congreso.
El mandatario ha definido la ley como una normativa "antiempleo", que "va en contra de los argentinos", en un discurso desde la planta industrial Cresta Roja, en el barrio bonaerense de Esteban Echeverría, según informa la prensa local.
Acompañado por la gobernadora, María Eugenia Vidal, Macri ha justificado el veto, que el Gobierno llevaba anunciando varias semanas. "Voy a vetar esta ley antiempleo (...) va a traer más pobreza", ha señalado.
La normativa, que surge como parte de una serie de ajustes económicos, ha generado una amplia preocupación por parte de los sindicatos y supone la primera victoria de la oposición desde que Macri asumiera la Presidencia el pasado 10 de diciembre.
"Quieren ponernos palos en la rueda", ha agregado el presidente, que considera que la ley dificulta la creación de nuevos empleos. Los sindicatos, por su parte, --que cuentan con un gran poder en Argentina-- han amenazado con protestas en el caso de que Macri no vetara finalmente la ley.
Entre otras cuestiones, la nueva normativa permitiría al trabajador demandar por la vía judicial su reincorporación inmediata en el caso de despido o bien que se le pagara una doble indemnización.
La ley surge en un contexto de numerosos despidos, tanto en el sector público como en el sector privado, en una economía marcada por la desaceleración. Algunos miembros de la oposición han señalado que en 2016 podrían perderse hasta 150.000 puestos de trabajo en Argentina.
La ley fue aprobada este jueves con los votos a favor de 145 diputados del Frente para la Victoria, del Partido Justicialista y del 'massismo'; así como con la abstención de los 88 diputados de Cambiemos y tres votos en contra.
El presidente ha aprovechado la ocasión para reunirse con los sindicatos, con los que ha pactado una subida del salario mínimo de un 33 por ciento.