Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macron homenajea a las víctimas del atentado de Niza y asegura que entiende su "cólera"

"El Estado no os abandonará jamás", promete el presidente en el primer aniversario del ataque
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha encabezado este jueves en Niza un homenaje en recuerdo de las víctimas del atentado ocurrido hace exactamente un año, durante los festejos por el Día de la Bastilla, y ha dicho que entiende la "cólera" surgida contra las instituciones públicas por los posibles errores en materia de prevención.
Al término de los actos organizados en París con motivo del día nacional de Francia, Macron se ha desplazado a la ciudad mediterránea con otros miembros de su Gobierno para recordar a las 86 personas que perdieron la vida y a las cientos que resultaron heridas por el atropello masivo cometido en el Paseo de los Ingleses.
A este homenaje también han acudido los expresidentes François Hollande y Nicolas Sarkozy, entre otras autoridades, así como representantes de familiares de las víctimas del atentado, cuyo dolor sigue "vivo" en el recuerdo de la ciudadanía gala.
"Francia esta unida a vuestro dolor. Hemos olvidado el nombre del anónimo asesino, pero nos hemos aprendido el de los muertos", ha dicho Macron, en una simbólica ceremonia en la que ha querido rendir homenaje también a todo "el pueblo de Niza". "Lo que quieren quienes atacas es simplemente vernos llorar y vosotros respondisteis con vuestra dignidad", ha añadido.
Macron ha dicho "entender la cólera" de quienes criticaron a las autoridades tras el atentado, reprochando la falta de medios utilizados o de medidas de prevención para impedir que un vehículo pesado pudiese acceder al Paseo de los Ingleses, donde se habían reunido miles de personas para presenciar los fuegos artificiales.
No obstante, ha defendido la "integridad" y "humanidad" de los dirigentes políticos que gobernaban Francia hace un año, con una mención expresa a Hollande y a Manuel Valls y Bernard Cazeneuve, primer ministro y responsable de Interior, respectivamente, hace un año.
"Haremos todo lo posible para que la República, el Estado, los poderes públicos, recuperen vuestra confianza", ha añadido el mandatario, que ha prometido a las víctimas y sus familias seguir "buscando la verdad" y un apoyo "humano, jurídico y financiero". "El Estado no os abandonará jamás", ha proclamado en su discurso, según medios galos.
LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD
Una placa con los nombres de las 86 víctimas mortales recuerda lo ocurrido en Niza, donde este viernes también han proliferado las imágenes y mensajes en recuerdo al atentado. Los ciudadanos también se han movilizado para colocar 12.000 placas con los colores de la bandera de Francia para conformar el mensaje "libertad, igualdad, fraternidad" --elegido por las familias de las víctimas--.
La seguridad también ha sido extrema durante todo el día, no sólo por la presencia de las principales autoridades del Estado, sino también por el temor a un nuevo incidente que pudiese empañar unos actos en los que se ha volcado toda la región. Las fuerzas de seguridad han obligado a algunos comercios a cerrar sus puertas, mientras que se ha recomendado a los habitantes de la zona costera cerrar las ventanas durante al menos cinco horas.