Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Matar con la Palabra divina

Los militares estadounidenses en misión en Afganistán e Irak tienen prohibida cualquier forma de proselitismo religioso por respeto al Islam. Sin embargo, en los fusiles que llevan sus soldados aparecen inscritos versículos del Nuevo y el Antiguo testamento. La revelación realizada por la cadena de ha desatado la polémica en EEUU. televisión Abc

La Abc ha informado que la empresa Trijicon de Michigan, que fabrica las mirillas de alta precisión de los fusiles de los marines es la responsable de inscripciones como esta:
JN 8:12 (Gv 8: 12), la invitación de Jesús en el Evangelio de Juan: "quién me sigue no caminará entre las tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida", o el otro, 2 COR 4:6, de la segunda carta de San Pablo a los Corintios, donde se habla de la "gloria divina que destella en el rostro de Cristo".
Las revelaciones de la cadena ha creado la polémica en el Congreso estadounidense. Los liberales piensan que los códigos religiosos pueden evocar el recuerdo de las Cruzadas, un término utilizado por el ex presidente George Bush, luego sustituido por el de lucha al terrorismo.
Además, porque pueden otorgarle al conflicto en Afganistán y en Irak un carácter religioso, la tesis que sostienen los yijadistas. Para los congresistas más conservadores, los versículos son reconfortante para los soldados que por lo general profesan una profunda fe.
Mientras tanto, la empresa Trijicon que suministra 800.000 mirillas y otros aditamentos por valor de 660 millones de dólares, ha desmentido que tengan un interés proselitista.
La empresa cuestionada defiende su posición que EEUU "es un buen país, porque sus valores están basados en la enseñanza de la Biblia".
Sobre el asunto, el pentágono no se ha pronunciado,aunque analistas políticos no descartan que las autoridades militares impongan la prohibición de inscribir estos versículos sobre las armas.