Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merkel y Hollande replican a Cameron que las reglas han de cumplirlas todos

El presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, han advertido a su colega de Reino Unido, David Cameron, de que las reglas presupuestarias de la Unión Europea han de cumplirlas "todos", después de que el británico asegurara este viernes que no pagará los 2.100 millones de euros extra al presupuesto comunitario que se le exigen a Londres por la nueva metodología de cálculo.
Por su parte, el presidente saliente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha dicho que Bruselas ofrecerá información "técnica" adicional en una reunión con los ministros de Economía, pero se ha mostrado tajante en cuanto a que "no puede haber sorpresas" porque la revisión se basa en cifras oficiales proporcionadas por las propias autoridades nacionales.
Barroso no ha querido valorar la posibilidad de que Londres no cumpla con el pago y ha subrayado que estas correcciones se hacen "cada año" y que, en otras ocasiones, como en 2008, Reino Unido recuperó parte del dinero.
"Cuando hay buenas noticias no se dice nada, pero cuando las noticias son malas también hay que respetar los Tratados. El respeto de los Tratados no es para los demás, es para todos", ha dicho Hollande en una rueda de prensa, al ser preguntado por la protesta de Cameron.
El presidente galo ha recordado que la nueva metodología de cálculo por la que Reino Unido deberá aportar 2.100 millones de euros adicionales al presupuesto comunitario, antes del 1 de diciembre, le es favorable a Francia, para quien el saldo es negativo y recuperará 1.000 millones.
En este sentido, Hollande ha señalado que las cuentas las ha hecho Eurostat, la "autoridad" encargada de fijar las bases de las contribuciones, y ha dejado claro que no aceptará una revisión. "No sé lo que va a hacer Cameron, pero sé lo que voy a hacer yo: Nada para tocar esos 1.000 millones. Son buenas noticias, no para todo el mundo, estoy de acuerdo".
Los cambios introducidos por Eurostat en la metodología para incluir en el cálculo del producto interior bruto (PIB) el impacto del I+D y de actividades ilegales como la prostitución y las drogas también ha sido defendido por la canciller Merkel.
Al término del Consejo europeo en el que los Veintiocho han debatido sobre este asunto, la alemana ha pedido "no poner en duda" las nuevas cuentas, si bien ha admitido que "quizá hagan falta explicaciones" adicionales para explicar la "diferencia" a los países más afectados.
"Hay que decir que son ajustes normales, mecanismos complicados que se aplican a todos", ha añadido la canciller, quien no ha querido hacer comentarios sobre el enfado escenificado por Cameron ante la prensa, pero ha apuntado que el debate a Veintiocho ha sido "normal".
"No hemos hablado de revisar (las cifras), aunque todos estamos sorprendidos por el tamaño de las diferencias. No hemos puesto en duda la veracidad de estos cálculos", ha continuado Merkel.
Además, la mandataria germana ha advertido de que Cameron "no ha rechazado el pago" de los 2.100 millones de euros, "sino el plazo" para hacerlo, porque "no es fácil" reunir esa suma de dinero en tan poco plazo de tiempo.
Merkel también ha replicado a Cameron en otro asunto polémico, el de las quejas de Londres por lo que define como "abusos" de ciudadanos europeos en situación de desempleo que acceden a los servicios sociales británicos.
La canciller ha dicho que se puede trabajar en "propuestas comunes" para evitar esos "problemas", pero ha avisado de que "el principio de libre circulación no se tocará" en la Unión Europea.