Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de manifestantes defienden la educación concertada en Lisboa

Unos 40.000 manifestantes --según la organización-- han protestado este domingo en Lisboa contra la decisión del Gobierno de retirar la financiación a la mitad de los 79 colegios del país que contaban con un concierto con el Estado. La Policía no ha dado datos oficiales, pero reconoce que hay "mucha gente en la manifestación", la mayoría ataviados con el amarillo que identifica el movimiento.
La marcha ha terminado ante la sede de la Asamblea, el Parlamento portugués, donde han exhibido bombos, banderas y pancartas. "Con menos educamos bien", señala uno de los carteles, mientras los participantes, incluidos profesores y funcionarios de los colegios privados o cooperativos, coreaban el himno portugués. "La escuela del Estado no sale cara" o "Donde no hay elección no hay libertad" son algunas de las consignas escritas en otras pancartas.
La manifestación ha sido convocada por el Movimiento por la Defensa de la Escuela Punto. "Esperamos que el Ministerio de Educación y el Gobierno entiendan esto como una señal de que las familias les vamos a sacar del despacho para que cumplan los contratos y sin tanta mesa de negociaciones", ha afirmado el portavoz del Movimiento, Manuel Bento. "Si no, en unos días estaremos otra vez (manifestándonos). Tenemos fuerza para repetir esto las veces que sea necesario", ha añadido.
La marcha está integrada por manifestantes llegados a la capital en coches particulares y también en el "Convoy de la Libertad" organizado por Punto y que hizo el recorrido de Braga a Lisboa. La Conferencia Episcopal portuguesa ha explicitado ya su apoyo "a esta y a otras iniciativas que, con orden y civismo, defiendan la libertad de los padres a escoger el colegio y proyecto educativo para sus hijos".
El Gobierno portugués anunció la semana pasada que retirará la financiación pública para nuevos ciclos --5º, 7º y 10º cursos-- a 39 de los 79 colegios privados con los que había concierto en todo el país. La decisión se justifica por la existencia de centros públicos en esas zonas con capacidad para absorber al alumnado.
Desde Punto argumentan que es mucho más barato para el Estado continuar con el concierto financiando a los colegios que cerrarlos y asumir por sí mismo el coste de la escolarización en centros públicos.
Mientras, la Federación Nacional de Profesores (Fenprof) ha anunciado este mismo domingo la convocatoria de una manifestación para el 18 de junio "en defensa de la escuela pública". La convocatoria cuenta con el apoyo de "ciudadanos y ciudadanas promotoras de una petición que ya reúne decenas de miles de firmas" y que "cuenta con el apoyo de organizaciones y entidades diversas de la sociedad portuguesa".