Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 19 miembros del Estado Islámico en un bombardeo tras perpetrar siete decapitaciones

Al menos 19 miembros del grupo Estado Islámico han muerto en un bombardeo de un 'drone' el pasado viernes en la provincia afgana de Nangarhar (este), según han informado fuentes oficiales. El ataque se produjo en la tarde del viernes poco después de que las víctimas decapitaran a siete personas, incluidos seis insurgentes talibán en el distrito de Achin.
Un responsable del gobierno provincial ha informado de que los yihadistas decapitaron a las víctimas tras las oraciones de la tarde en la zona de Peja, según recoge la agencia de noticias afgana Jaama Press. Inmediatamente después se produjo el ataque del 'drone' que costó la vida inmediatamente a 17 adeptos del Estado Islámico.
Vecinos de la zona, que fueron obligados a presenciar las ejecuciones han relatado que el ataque se produjo cuando estaban decapitando a los reos. Un portavoz del gobernador provincial ha añadido que hay cuatro comandantes del Estado Islámico entre los muertos.
Por otra parte, al menos 43 milicianos han muerto y 15 más han resultado heridos durante las operaciones militares y policiales desarrolladas en las últimas 24 horas, según ha informado el Ministerio del Interior afgano. Además, dos talibán han sido detenidos.
Las operaciones antiterroristas se han concentrado en las provincias de Kandahar, Ghazni, Helmand, Paktia, Paktika y Maidan Wardak. Aún hay operaciones activas en Ghazni, informa Jaama Press.