Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren al menos diez combatientes de Estado Islámico por fuego de artillería al oeste de Ramadi

El Comando de Operaciones de Al Jazeerah ha anunciado este miércoles la muerte de al menos diez combatientes del autodenominado Estado Islámico por fuego de artillería al oeste de la ciudad iraquí de Ramadi, tal y como ha indicado el portal de noticias 'Iraqi News'.
El comandante del grupo, Qasim Muhamadi, ha asegurado en un comunicado que "la artillería de la Séptima División alcanzó dos barcos de Estado Islámico en las riveras del río Éufrates, en Al Doulab, al oeste de Heet, a unos 70 kilómetros al oeste de Ramadi".
"Los bombardeos han destruido los barcos por completo y han matado a los nueve terroristas que iban a bordo", ha añadido. "En otro ataque, han logrado abatir a un terrorista que iba en mooto al norte de isla Al Bahgdadi, a unos 90 kilómetros al oeste de Ramadi", ha añadido Muhamadi.
Asimismo, otros nueve combatientes han sido detenidos, entre ellos algunos extranjeros, durante unos enfrentamientos en la misma zona. El líder de la milicia Al Hashed al Shabi, Watheq al Fartousi, ha indicado que los "combatientes de Estado Islámico llevaron a cabo una ofensiva contra las fuerzas de seguridad y contra la milicia" en una zona ubicada a unos 160 kilómetros al oeste de Ramadi.
"Estallaron violentos enfrentamientos entre ambas partes", ha añadido, antes de puntualizar que la milicia habría destrozado al menos 30 vehículos del grupo y abatido a un importante número de combatientes de Estado Islámico. "Otros nueve han sido detenidos, entre ellos cinco extranjeros", ha indicado.
El pasado mes de marzo, un equipo de Naciones Unidas calificó de "asombroso" el nivel de destrucción registrado durante los combates contra la dictadura islamista de Estado Islámico en la ciudad iraquí de Ramadi, según las conclusiones de su primera visita a la localidad tras la expulsión de la organización terrorista.