Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 55 trabajadores en un incendio en Casablanca

Un incendio en una fábrica de Casablanca ha provocado la muerte de 55 personas, debido a la ausencia de condiciones de protección y seguridad, según las primeras constataciones en el terreno de responsables del ministerio de Trabajo. Los cuerpos de los muertos están calcinados y hasta el momento las víctimas no han sido identificadas.
El incendio comenzó hacia las 10.00 horas locales en una fábrica de cuatro pisos especializada en la fabricación de colchones, situada en el barrio de Lisasfa, y se propagó rápidamente a causa de la naturaleza de los productos químicos.

De unos 100 empleados de la fábrica Rosamor que estaban presentes, sólo 45 de ellos fueron rescatados por la protección civil, doce de ellos gravemente heridos.

El ministro de Interior, Chakib Benmusa, se ha trasladado al lugar para supervisar sobre el terreno la situación y calmar a los familiares de las víctimas que protestaron ante las condiciones de trabajo.

La fiscalía del tribunal de Apelación de Casablanca ha abierto una investigación para definir las causas del incendio. Los responsables y el propietario de la fábrica han sido interrogados por la policía judicial.

Falta de medidas de evacuación
Según los responsables del ministerio de Trabajo en Casablanca, el edificio no ofrece ninguna posibilidad de salida de los obreros, que quedaron atrapados en las cuatro plantas de la fábrica. No dispone de escaleras de rescate y las ventanas están cerradas por rejas de hierro lo que impidió a los empleados escaparse del incendio.

La fábrica se encuentra en un suburbio de Casablanca y no respeta las normas legales del trabajo en materia de seguridad y de derechos de los empleados, han informado fuentes de la delegación del ministerio de Trabajo.

El hecho de elegir un lugar cerca de zonas rurales para establecer esta fábrica es precisamente para no respetar las leyes del trabajo, han añadido las fuentes y, además, los empleados pertenecen todos a empresas de subcontratación. LMJ