Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Naciones Unidas pide al Gobierno de Birmania que permita el envío de ayuda

Naciones Unidas instó al Gobierno de Birmania a que permita el envío de ayuda humanitaria a las regiones del país que necesitan asistencia, ante las necesidades a las que se enfrentan cerca de medio millón de desplazados internos (IDPs), según un comunicado hecho público este jueves.
Los enfrentamientos entre comunidades de arakaneses budistas y rohingyas musulmanes comenzaron el pasado 28 de mayo con la violación y asesinato de una mujer budista y continuó con la matanza de 10 musulmanes el 3 de junio. Los conflictos causaron numerosos muertos y miles de personas huyeron a Bangladesh.
Asimismo, el conflicto que existe desde junio de 2011 entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes en el estado de Kachin (en el norte de Myanmar) ha provocado docenas de civiles muertos, 64.000 refugiados y cientos de hogares destruidos
A pesar de los esfuerzos del Gobierno de Myanmar por alcanzar la paz, los conflictos continúan y las agencias de ayuda humanitaria siguen sin poder enviar suministros a las zonas afectadas.
"Por un lado, vemos progresos desde la democratización, el proyecto de paz y el desarrollo económico pero por otro lado, las tensiones y los enfrentamientos (que hacen que la estabilidad se vea afectada) desencadenan necesidades humanitarias", ha declarado el director de Operaciones de la Oficina de Naciones Unidas para la
Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), John Ging.
Ging, quien ha visitado un campamento de refugiados en Thet Kel Pyin y un monasterio en Shwe Zayti en el estado de Rajine, ha afirmado que "es vital que las necesidades humanitarias de la gente estén cubiertas" y ha añadido que se están tomando medidas para "prevenir conflictos futuros".
Durante su visita, Ging se reunió con un alto cargo gubernamental y aprovechó para promover que se permita el envío de asistencia humanitaria a las personas con necesidades.
"Aunque la situación es extremadamente delicada, me anima a ver cómo los dirigentes de ambos grupos rechazan los enfrentamientos para solucionar sus diferencias y, en su lugar, piden respetar la ley y un comportamiento humano", ha dicho Ging.
La OCHA ha conseguido 32,5 millones de dólares (26,5 millones de euros) para el Plan de Rajine de Respuesta Humanitaria y ha notificado que el Fondo Central de Emergencias (CERF) ha asignado cinco millones de dólares (cuatro millones de euros) para servicios básicos para los más favorecidos del país.