Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Netanyahu reprenderá a Bennett por sus duras críticas a sus valoraciones sobre los asentamientos

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, reprenderá próximamente a su ministro de Economía, Naftali Bennett, por sus críticas contra él por sus afirmaciones sobre la posibilidad de que los colonos judíos permanezcan en sus viviendas bajo soberanía israelí tras la creación del Estado palestino.
En unas palabras formuladas la semana pasada durante el Foro Económico de Davos, el primer ministro israelí manifestó que no tiene intención de evacuar los asentamientos y recalcó que no hay motivo para que el acuerdo final no permita a una minoría israelí residir en Palestina, igual que una minoría árabe reside en Israel.
En base a las informaciones publicadas por el diario israelí 'Haaretz', Netanyahu está muy molesto por las palabras de Bennett, que dijo que las declaraciones del primer ministro "reflejan un tipo de ofuscación ética".
"No han pasado 2.000 años luchando por la tierra de Israel para que podamos vivir bajo mandato (del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas), y cualquiera que considere que los judíos vivan en la tierra de Israel bajo soberanía palestina mina nuestra presencia en Tel Aviv", dijo Bennett.
En esta misma línea se expresaron el viceministro de Exteriores, Zeev Elkin, la viceministra de Tranportes, Tzipi Hotovely, y el viceministro de Defensa, Danny Danon, quienes protestaron por las palabras de Netanyahu.
Danon recalcó que "no se dejará a los colonos más allá de las líneas enemigas". "No desearía ni a mis enemigos vivir bajo soberanía palestina", manifestó.
La tensión entre Netanyahu y Bennett ha ido en aumento en el marco de las negociaciones entre Israel y la Autoridad Palestina, a las que el ministro de Economía, líder del partido ultraderechista Bayit Yehudi, se opone con firmeza.