Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nicaragua niega que prohíba a Costa Rica la pesca de subsistencia en el río San Juan

Nicaragua negó hoy en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que prohíba la pesca de subsistencia a los barcos de Costa Rica que operan con ese fin en el fronterizo río San Juan.
"Nicaragua no prohíbe la pesca de subsistencia (...) sino solamente (...) la pesca deportiva en las zonas protegidas del río", dijo en su intervención de hoy el jurista Paul Reichler.
La CIJ cierra hoy con la intervención de Nicaragua la primera ronda de audiencias públicas en el conflicto que enfrenta a Managua con San José por los derechos de navegación sobre el fronterizo río San Juan.
Nicaragua también negó hoy que el sector del turismo costarricense se vea perjudicado "por las regulaciones nicaragüenses sobre el río", según expuso Reichler en nombre de la delegación de Managua.
El profesor de Derecho Internacional Stephen McCaffrey argumentó que Costa Rica "no tiene derecho a navegar buques de propiedad pública sobre el río San Juan", salvo que lo hagan "con objetos de comercio", como establece el tratado Cañas-Jerez que regula el uso del río, firmado por ambos países en 1858.
San José mantuvo esta semana ante los jueces de la CIJ que ese acuerdo permite a sus funcionarios, incluidos policías, navegar sin restricciones.
El tratado Cañas-Jerez de 1858 establece la soberanía de Nicaragua sobre el río, pero reconoce a Costa Rica "derechos perpetuos de navegación con objetos de comercio", lo cual ambos países interpretan de forma diferente.
Costa Rica interpuso una demanda contra Nicaragua ante la CIJ en 2005, después que las autoridades de Managua prohibieron en 1998 a los policías costarricenses navegar armados por el río fronterizo y luego de agotar tres años de conversaciones iniciadas en 2002.
Ambos países expondrán sus conclusiones finales la próxima semana, tras lo cual los jueces deliberarán sobre el caso antes de emitir un fallo, lo cual suele durar varios meses.