Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva Zelanda prolonga 18 meses su despliegue de tropas en Irak y usará una segunda base

El primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, ha confirmado este lunes que el país prolongará 18 meses el despliegue de sus tropas en Irak y usará una segunda base en el país árabe.
El contingente neozelandés se encuentra en el país para entrenar al Ejército iraquí y, pese a que sus tareas iban a terminar a principios de 2017, su mandato ha sido prolongado hasta noviembre de 2018.
Asimismo, Nueva Zelanda destinará tropas en la base militar de Besmeya, situada a 52 kilómetros de la de Tayi, en la que se encuentran actualmente, según ha informado el diario local 'New Zealand Herald'.
En este sentido, el ministro de Defensa, Gerry Brownlee, ha detallado que "en Besmeya las tropas (neozelandesas) garantizarán una entrega tranquila de los soldados a los que han entrenado en Tayi a otros entrenadores de la coalición".
Brownlee ha recalcado que las tropas neozelandesas desplegadas en Irak continuarán "detrás del alambre", agregando que no existen planes para que participen en misiones de combate".
Por último, Key ha apuntado que no puede descartarse en estos momentos que el mandato sea extendido más allá de noviembre de 2018, si bien ha dicho que no quiere que el Ejército se quede en Irak "para siempre".