Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU condena los apuñalamientos por parte de palestinos en Jaffa, Petah Tikva y Jerusalén

El Coordinador Especial para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, Nicolay Mladenov, ha condenado este miércoles los apuñalamientos ejecutados por palestinos en Jaffa, Petah Tikva y Jerusalén, que se saldaron con un muerto y catorce heridos.
Mladenov ha afirmado que "nunca habrá justificación para los actos terroristas", agregando que "es deplorable que algunos traten de glorificar esos actos que socavan el futuro de israelíes y palestinos".
Así, ha subrayado que "los líderes políticos, religiosos y comunitarios de ambas partes deben cumplir sus responsabilidades y pronunciarse en contra de la violencia y la incitación", abogando porque se den "los pasos necesarios para reconstruir la esperanza y demostrar que aún es posible una solución negociada para la existencia de dos estados".
El ataque más sangriento fue un apuñalamiento múltiple en la localidad de Jaffa, que se saldó con la muerte de un turista estadounidense. El agresor, un palestino de 22 años, apuñaló a varias personas en el área del puerto y, ya en el paseo, asaltó a otras cerca de un restaurante antes de morir tiroteado por las fuerzas de seguridad.
Por otra parte, dos israelíes han sufrido heridas --uno de ellos de carácter grave-- como consecuencia de un tiroteo cerca de la Ciudad Vieja de Jerusalén. La Policía también ha confirmado en este caso la muerte del asaltante, que ha sido identificado como Fuad Tamimi.
La lista de ataques se completa con el apuñalamiento de un judío ultraortodoxo en Petah Tikva, a las afueras de Tel Aviv. El presunto agresor, identificado como árabe, murió por las heridas infligidas por la víctima, que le habría arrebatado el arma en un forcejeo.
Este miércoles han muerto otros tres palestinos tiroteados por las fuerzas de seguridad israelíes tras llevar a cabo dos ataques en Cisjordania y en Jerusalén, según informan los medios palestinos e israelíes.
Desde octubre alrededor de 180 palestinos han fallecido, la mayoría tras intentar atropellar o apuñalar a israelíes, y 30 israelíes han fallecido por la violencia desatada entre ambas comunidades por las restricciones de acceso a la Explanada de las Mezquitas.
REACCIONES DE LAS FACCIONES PALESTINAS
Por su parte, varias facciones palestinas, entre ellas el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), han aplaudido los ataques, y la formación islamista ha asegurado que "son una prueba de que la 'intifada de Jerusalén' seguirá hasta que se logren los objetivos".
La 'intifada de Jerusalén' es la expresión utilizada por Hamás y otras facciones palestinas para referirse a los ataques iniciados en octubre de 2015 en respuesta a varios incidentes en la Explanada de las Mezquitas y las políticas israelíes en Palestina.
La rama militar del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) ha indicado que los ataques son "una reacción natural a los crímenes de las fuerzas israelíes contra el pueblo palestino en Cisjordania, la Franja de Gaza, y el territorio palestino que ocupó en 1948".
Así, ha abogado porque "las ramas militares de las facciones palestinas creen una sala de operaciones conjunta para la 'intifada de Jerusalén' que lleve a un frente unido para responder a la agresión de la ocupación israelí".
El Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) ha recalcado que "estas operaciones muestran que la intifada sigue en marcha", según ha informado la agencia palestina de noticias Maan. Tanto el FPLP como el FDLP forman parte de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).
Por último, los Comités de Resistencia Popular han manifestado que los ataques son una prueba de que el pueblo palestino apoya la "intifada bendita", reclamando más ataques "en todas las ciudades de la patria ocupada".