Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU condena el asesinato de activistas LGTBI en Honduras

Naciones Unidas ha expresado este jueves su "profunda consternación" por el asesinato en la localidad hondureña de San Pedro Sula de tres activistas de la comunidad LGTBI, entre ellos el presidente del colectivo en el país, René Martínez.
Martínez coordinaba el Centro de Alcance en Chamelecón y era un reconocido activista del Partido Nacional, con el que aspiraba a lograr un cargo político para luchar por los derechos de la comunidad LGTBI.
Las víctimas mortales son, además de Martínez, Pamela Martínez, voluntaria del Colectivo Unidad Color Rosa, y Alejandra Padilla, activista de la comunidad LGTBI.
La oficina de la ONU en Honduras ha dicho que estos actos "constituyen una afrenta a los valores de respeto de los Derechos Humanos reflejados en un Estado de Derecho, y amenazan los esfuerzos para poner fin a la discriminación, la violencia y los asesinatos en contra de la población LGBTI y de aquellos que promueven y defienden sus derechos".
Por ello, ha reclamado a las autoridades que "hagan todo lo que esté a su alcance" para investigar y juzgar a los responsables, así como que apliquen mecanismos de protección de las personas LGBTI contra la violencia.
Por último, ha solicitado a los líderes políticos, religiosos y comunitarios a promover "una cultura de paz y la universalidad de los Derechos Humanos, incluido el respeto y tolerancia a la diversidad".