Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU condena el ataque contra una comisaría de Policía en Haití

La representante especial de Naciones Unidas para Haití, Sandra Honoré, ha condenado "enérgicamente" este martes el ataque perpetrado el domingo por hombres armados contra una comisaría en la comuna haitiana de Los Cayos, ubicada en el Departamento Sur.
En su comunicado, ha aplaudido la "profesionalidad" de la Policía Nacional y ha ofrecido sus condolencias a los familiares del agente muerto en el incidente, que se saldó además con la muerte de cuatro atacantes.
Honoré, quien es además responsable de Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), ha reclamado además que los responsables del ataque sean juzgados.
El portavoz de la Policía, Frantz Lerebours, detalló el lunes que el agente y un atacante murieron en el tiroteo tras el asalto, mientras que otros tres fallecieron tras volcar el vehículo en el que intentaban huir.
El ataque tuvo lugar en el marco de la crisis política que atraviesa el país desde hace más de un año, y apenas unos días después de que finalizara el periodo para que un presidente electo sustituyera al mandatario interino, Jocelerme Privert.
Privert aseguró a finales de abril que la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, pospuestas en repetidas ocasiones, podría no celebrarse hasta octubre, debido a la falta de acuerdo sobre una fecha para los comicios.
El 24 de abril se superó por cuarta vez la fecha límite para la celebración de la segunda vuelta de los comicios, y ahora un equipo está evaluando las acusaciones de fraude que se hicieron tras los resultados de la primera ronda, celebrada en octubre de 2015.
Haití vive sumido en una crisis política derivada de las acusaciones de fraude en esa primera vuelta electoral, lo que ha dificultado que se alcance un acuerdo político para poder celebrar la ronda final de los comicios.