Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OSCE denuncia "violencia, intimidación y guerra psicológica" contra periodistas en Ucrania

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha denunciado una situación de "violencia, intimidación y guerra psicológica" contra periodistas en Ucrania, algo que podría contribuir a un "deterioro de la situación de seguridad", después de una visita de tres días por el país.
"La libertad de prensa es un reflejo de la situación general de seguridad. Desde mi punto de vista, la situación es alarmante y existe el riesgo de un mayor deterioro si no se mejora inmediatamente. La violencia contra periodistas no debe seguir ocurriendo y el estado de derecho tiene que ser restaurado en todo el país", según ha señalado el representante de la OSCE para la libertad de prensa, Dunja Mijatovic.
Entre el 14 y el 16 abril Mijatovic ha viajado a las ciudades de Kharkiv, Kiev y Odesa para reunirse con periodistas de estas regiones y de Donetsk, Mykolayiv y Crimea. Como conclusión de estos encuentros, la OSCE ha insistido en que la situación de la libertad de prensa en Ucrania "ha llegado a una etapa muy peligrosa".
"Los periodistas están siendo atacados, tanto físicamente como a través de una guerra psicológica. Los profesionales que se encuentran en zonas de conflicto se enfrentan a la violencia, la incautación y destrucción de sus equipos y las amenazas diarias", ha añadido Mijatovic, que denuncia la escasa protección policial que reciben.
Por ello, tras conocer de primera mano los problemas a los que se enfrentan los periodistas en Ucrania, el organismo ha reclamado a las autoridades que hagan "todo lo posible" para garantizar su protección. En este sentido, insiste en la importancia de mantener la libertad de los medios de comunicación como una forma de detener la escalada de violencia.
"No debe haber impunidad para los crímenes cometidos en contra de los representantes de los medios de comunicación", concluye la OSCE tras aludir a los actos concretos de violencia registrados durante los últimos días en las regiones de Donetsk y Kharkiv, que incluyen incluso los secuestros --y posterior liberación-- de alguno de estos periodistas.
AMPLIAR LA MISIÓN DE OBSERVACIÓN
Por su parte, el secretario general de la OSCE, Lamberto Zannier, está buscando el apoyo de la Unión Europea (UE) para reforzar la misión especial de observación en Ucrania de cara a garantizar el objetivo de demostrar que la situación sobre el terreno continúa empeorando.
Zannier se ha reunido este miércoles con los líderes del Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea, encuentro en el que también estaba presente el Secretario Ejecutivo de la organización, Pierre Vimont. El secretario general de la OSCE ha mostrado su preocupación por la situación en el este de Ucrania y ha destacado la importancia de la misión de observación, además de haber hecho un llamamiento a todos los bandos del conflicto para que cesen la violencia y lleguen a un acuerdo dialogado.
"Estamos viendo que las regiones del este de Ucrania son extremadamente turbulentas. La misión de observación de la OSCE ha contribuido a crear condiciones favorables a suavizar el peligro de esta situación", ha declarado Zannier.
La misión especial de observación ha estado trabajando en Ucrania desde hace dos semanas, después de que su despliegue fuese aprobado por los 57 países miembros de la OSCE. Este despliegue pretende registrar los hechos ocurridos en el país europeo desde una perspectiva neutral, contribuyendo de esta manera a reducir tensiones entre los diferentes bandos. Cerca de cien observadores se han trasladado a las ciudades de Jerson, Odesa, Lviv, Ivano-Frankivsk, Donetsk, Dnipropetrovsk, Chernivtsi, Luhansk y Kiev.