Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN investiga una denuncia de muerte de civiles en la ofensiva en el sur afgano

El mando militar de las tropas de la OTAN desplegadas en Afganistán anunció hoy que ha abierto una investigación sobre la posible muerte de un civil en un operación de sus tropas en la provincia meridional de Helmand.
Según un comunicado, miembros de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN, descubrieron a dos insurgentes que supuestamente estaban colocando un artefacto explosivo cerca de Haji Alem, en el distrito de Lashkar Gah el pasado día 26.
Las tropas lanzaron una ofensiva, en la que utilizaron "armas de precisión", que acabó con la muerte de los insurgentes.
Posteriormente, vecinos de la zona denunciaron que la operación había causado la muerte de un civil.
"Cualquier víctima civil, bajo cualquier circunstancia es una causa a lamentar. A diferencia de las fuerzas enemigas, la ISAF no tiene a los civiles como objetivos. Hacemos todo lo que podemos para evitar que los civiles sean alcanzados por los combates", dijo un portavoz de la ISAF, el teniente coronel Nick Richardson, según la nota.
En 2008 en el conflicto afgano, 2.118 civiles murieron, el 55 por ciento de ellos en ataques de la insurgencia y el 39 por ciento en acciones de las tropas afganas e internacionales, según datos de la misión de la ONU en el país.