Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN eleva vigilancia aérea y advierte a Rusia de que está "lista para responder"

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha informado este jueves de que la Alianza ha incrementado las patrullas aéreas en respuesta a la "inusual" presencia de aviones militares rusos en el espacio aéreo europeo, y ha advertido a Rusia de que la OTAN está alerta y "lista para responder".
"Estamos haciendo lo que se supone que debemos hacer. Los interceptamos, estamos listos y reaccionamos", ha dicho Stoltenberg en una rueda de prensa ofrecida en Atenas, horas después de que la OTAN confirmara que la actividad aérea rusa en espacio aéreo de los Aliados se ha triplicado en el último año.
El secretario general aliado ha explicado que están "aumentando las patrullas aéreas" y ha considerado que esa es la "firmeza" con la que se debe responder a Moscú. "Debemos ser muy claros ante el incremento de las actividades militares que hemos visto de Rusia en los últimos meses", ha añadido.
El exprimer ministro noruego ha explicado que las últimas incursiones en cielo europeo de los aviones rusos "confirma una pauta vista durante el último año", pero ha asegurado que "la OTAN está vigilante y lista para responder", lo que también ha contribuido a que haya aumentado de manera "sustancial" el número de intercepciones por la OTAN.
PÉRDIDA DE CONFIANZA
Como consecuencia de estas incursiones --unas 100 en el último año-- la confianza en Rusia ha quedado "muy mermada", según ha dicho Stoltenberg.
Así, el secretario general de la Alianza ha querido señalar que, si bien no se repiten las circunstancias de la 'Guerra Fría', sí se ha dado un gran paso atrás en la relación "constructiva y de mayor cooperación" que la OTAN y Rusia estaban construyendo desde la caída del muro de Berlín y el fin de la 'Guerra Fría'.
En este contexto, Stoltenberg ha insistido en la necesidad de conservar una "OTAN fuerte", capaz de tener sus fuerzas "preparadas", para lo que está invirtiendo en más preparación y medios, "incluido un aumento de las patrullas aéreas como respuesta" a las acciones rusas.