Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama afea a Trump su discurso del miedo contra los musulmanes

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha recriminado al virtual candidato del Partido Demócrata a la Casa Blanca, Donald Trump, que anteponga la "estrategia política" al interés nacional y que agite el discurso del miedo contra los musulmanes, como si toda una comunidad religiosa pudiese ser "cómplice" del terrorismo.
Obama ha defendido que Estados Unidos tiene la "misión" de "destruir" a Estado Islámico y ha asegurado que, desde el inicio de las operaciones de la coalición en Siria y en Irak, se han logrado "progresos significativos" y se han logrado contener los avances yihadistas.
Tras reunirse con su equipo de seguridad, el mandatario norteamericano ha afeado al Partido Republicano y al potencial candidato de esta formación, Donald Trump, que utilicen la lucha contra el terrorismo para atacar a la Administración. "Su principal contribución a la lucha contra Estado Islámico es criticarme por no usar el término 'islam radical'", ha lamentado.
Obama, visiblemente enfadado, ha atribuido estas críticas a la "estrategia política" de sus rivales, a los que ha acusado de "confundir" el enemigo. "Soy cuidadoso, no tiene que ver con la corrección política", ha añadido el presidente, que ha llamado a distinguir entre islam y terrorismo para dejar claro quién es el verdadero "enemigo".
"No son combatientes religiosos, son matones y ladrones", ha sentenciado, y ha advertido de que lo que precisamente pretenden grupos como Estado Islámico o Al Qaeda es convertir en terrorismo en una "guerra" entre islam y Occidente. En este sentido, ha afirmado que "millones de musulmanes de todo el mundo" rechazan las "ideas locas" de estas organizaciones.
ARMAS
Obama ha llamado de nuevo a "reducir la violencia de armas", menos de tres días después de que un estadounidense de origen afgano matase a 49 personas en una discoteca de Orlando. El tirador, Omar Mateen, había jurado lealtad a Estado Islámico antes de cometer la peor matanza vivida por Estados Unidos desde el 11-S.
"Si no puedes subir a un avión, no deberías poder comprar un arma", ha argumentado Obama, partidario de endurecer los requisitos para comprar equipos de asalto como el que utilizó Mateen. Si no, ha lamentado, no servirán de nada los "sacrificios" y "esfuerzos" de las fuerzas de seguridad, porque ataques como el de Orlando "van a seguir ocurriendo".
El presidente ha apuntado que estas fuerzas y los servicios de Inteligencia protegen a todos los ciudadanos de Estados Unidos, "incluso a los políticos que tuitean y aparecen en programas de televisión", en una alusión a Trump que se ha hecho más evidente cuando ha criticado algunas de las propuestas más polémicas del magnate.
Obama ha afeado a Trump que quiera a hacer a toda una comunidad religiosa "cómplice" de los terroristas y ha criticado que quiera prohibir la entrada de musulmanes. El mandatario ha recordado que tanto en el caso de Orlando como en el de San Bernardino los autores tenían nacionalidad estadounidense, por lo que se ha preguntado si también hay que tratar a todos los norteamericanos musulmanes de forma "diferente" o hay que "vigilarlos".
"No es el país que queremos", ha agregado Obama, que ha llamado a no "traicionar" los valores sobre los que se fundamenta Estados Unidos, principalmente en materia de derechos y libertades. "En otros momentos históricos, ya vimos a nuestro gobierno maltratar a compatriotas y fueron momentos vergonzosos", ha señalado.