Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama consigue el "sí" de los congresistas a su plan económico

Es una victoria a medias ya que no ha obtenido ni un voto republicano. Vídeo: ATLAStelecinco.es
La medida, que incluye recortes tributarios y gastos fiscales en los próximos dos años, fue aprobada con 244 votos a favor y 188 en contra.
El próximo paso de la iniciativa será ahora el Senado, donde Obama espera una aprobación similar. Ha advertido una vez más que se debe actuar con premura ante la gravedad de la situación.
"Lo que no podemos hacer es arrastrar los pies o permitir que se nos interpongan las mismas discrepancias partidistas. Debemos avanzar de manera rápida y atrevida para devolver a los estadounidenses sus fuentes de trabajo y eso es exactamente lo que este plan comienza a hacer", ha dicho.
La votación se realizó después de que se derrotara una alternativa de 475.000 millones de dólares presentada por la minoría republicana, que ha tachado el plan aprobado de costoso e ineficaz para socorrer la maltrecha economía.
El proyecto, que incluye recortes tributarios y gastos fiscales en los próximos dos años, no obtuvo el respaldo de ninguno de los republicanos. Obama no guarda rencores e invitó a líderes demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso a un cóctel en la Casa Blanca.
Infraestructuras y desempleados
El plan, de 647 páginas, busca crear o preservar entre tres y cuatro millones de empleos, impulsar las inversiones en infraestructura y proyectos energéticos, y destinar ayudas a los desempleados y los gobiernos locales y estatales.
El proyecto de ley incluye poco más de 365.000 millones de dólares para la infraestructura nacional, 180.000 millones en ayudas para los desempleados y otros programas sociales.
Además, contempla unos 275.000 millones en recortes tributarios que incluiría un crédito de hasta 500 dólares para los trabajadores.
Obama, que esperaba un apoyo bipartidista al plan, insistió en que Estados Unidos atraviesa un momento "peligroso" y que "no hay tiempo que perder" para reactivar la economía.
Se calcula que la economía está perdiendo más de medio millón de empleos cada mes. En lo que va de esta semana, más de 100.000 personas se han quedado sin trabajo.      LA