Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Opositores ecuatoguineanos exigen a Obiang una amnistía y legalización de partidos para sentarse a dialogar

Quieren garantías para poder regresar al país a participar en las conversaciones
Representantes de partidos opositores ecuatoguineanos han exigido este viernes al régimen que lidera Teodoro Obiang que apruebe una ley de amnistía para liberar a todos los presos políticos y legalice a las formaciones políticas como condiciones previas e irrenunciables para sentarse en la Mesa de Diálogo Nacional.
En una rueda de prensa conjunta en la sede de la Fundación Sur en Madrid, representantes de los partidos Convergencia para la Democracia Social (CPDS), Fuerza Demócrata Republicana, Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioco (MAIB) y de Unión Popular han hecho un llamamiento al Gobierno ecuatoguineano para que cumpla sus "condiciones previas" para incorporarse al diálogo con garantías para los políticos que ahora viven en el exilio.
La rueda de prensa en Madrid se ha celebrado de forma simultánea a la que han celebrado en Malabo, la capital de Guinea Ecuatorial, el secretario general del CPDS, Andrés Esono Ondo, y el representante para Europa de Unión Popular, Celestino Okenve, entre otros dirigentes políticos y de organizaciones civiles ecuatoguineanas.
En la comparecencia en la capital española, el representante del CPDS en España, Santiago Aparicio Abeso, ha explicado que todos los partidos opositores ecuatoguineanos están unidos en su deseo de iniciar un proceso de diálogo con el Gobierno pero exigen una "profunda reforma" del sistema político del país africano por medio de "un diálogo serio y abierto".
Para ello, los partidos opositores ecuatoguineanos reclaman al Gobierno de Obiang que cumpla las condiciones plasmadas en el Manifiesto de Madrid, firmado por las fuerzas opositoras en marzo de este año en la capital española y que establece la necesidad de impulsar una ley de reconciliación y la legalización de todas las fuerzas políticas.
AMNISTÍA Y GARANTÍAS PARA EL REGRESO
Además de la amnistía para todos los "presos de conciencia", Aparicio ha señalado que los partidos opositores le piden a las autoridades de Malabo "garantías" para que los políticos que regresen a su país puedan retornar sin miedo a represalias o a ser encarcelados. En esta misma línea, los opositores ecuatoguineanos le piden al régimen que les facilite financiación durante un año para "garantizar su reintegración" en el país.
El representante del CPDS en España ha hecho hincapié, además, en que el diálogo nacional debe contar con "observadores internacionales" y ha subrayado que todas las fuerzas opositoras coinciden en que si no se cumplen las "condiciones" que exigen, no podrán sentarse a conversar con el Gobierno. "Hay que empezar a hacer las cosas bien", ha afirmado.
Por parte del Frente Demócrata Republicano (FDR), Germán Pedro Tomo ha querido dejar claro que "no puede haber diálogo nacional si no se responde a las exigencias previas imprescindibles". En este sentido, ha subrayado la necesidad de promover una ley de amnistía, liberar a todos los presos políticos, promover la mediación internacional y garantizar la legalización de "todos" los grupos políticos.
Tomo ha asegurado que el presidente Obiang debe ser quien presida la delegación gubernamental en el proceso de diálogo porque, en caso contrario, la persona que acuda no tendrá suficiente autoridad para cumplir lo acordado. "Si hay diálogo nacional debe ser sincero y franco", ha dicho.
El representante del FDR ha hecho hincapié en que el Gobierno debe adoptar un "compromiso" por "la pronta democratización del país" y ha recalcado que sin cumplir las "exigencias previas" de los opositores, "no habrá diálogo".
"SOY BUBI, SOY GUINEANO Y TENGO QUE PARTICIPAR"
En nombre del Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioco (MAIB), Humberto Riochi ha criticado al Gobierno de Malabo por estar intentando delimitar qué grupos participan en la Mesa de Diálogo Nacional. "Soy bubi, soy guineano, tengo que participar. No tiene que ser una concesión que se me hace. Tengo que estar ahí. Las reglas del juego tienen que estar bien fijadas", ha destacado.
Por su parte, el representante de Unión Popular (UP) Daniel Darío Martínez ha asegurado que todas las fuerzas políticas opositoras deben estar presentes en el proceso de diálogo nacional en Guinea Ecuatorial, incluido el Partido del Progreso, que lidera Severo Moto, al tiempo que ha reclamado la mediación "de la comunidad internacional" en estas conversaciones.
Martínez ha querido dejar claro que ninguna fuerza política debería sentarse a dialogar si el Gobierno de Obiang no ha aprobado antes sus condiciones, es decir, la amnistía, la liberación de los presos políticos y las garantías de retorno y reintegración en la vida guineana. "Que nadie vaya sin que se haya aprobado la ley de amnistía", ha afirmado, antes de recordar que "Obiang no hace caso a nadie".
Los opositores ecuatoguineanos han asegurado que organizaciones como la Fundación Carter o la Fundación Kofi Annan se han mostrado dispuestas a ejercer de mediadores en el diálogo con el régimen de Obiang y han explicado que ya han enviado cartas al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y al Rey Felipe VI para que contribuyan al impulso de las conversaciones.