Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PAM inicia la entrega de alimentos en Gaza para 730.000 personas afectadas por el conflicto

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) ha iniciado este lunes una operación de entrega de alimentos en la Franja de Gaza para 730.000 personas que no están recibiendo ayuda a través de otros programas, en un intento por satisfacer las necesidades de todos los afectados por el conflicto.
En su comunicado, el PAM ha indicado que, junto a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA), ha comenzado a entregar paquetes de diez kilos de arroz y 30 kilos de harina a un total de 143.000 familias, es decir, 730.000 personas.
Asimismo, ha detallado que, en caso de que la situación de seguridad lo permita, los trabajos de distribución habrán finalizado en dos semanas. De forma previa, los programas de asistencia alimentaria de ambas agencias en la Franja habían permitido ayudar a 1,1 millones de personas.
"Queremos dar ayuda a todas las familias afectadas por el conflicto en Gaza, incluidas aquellas familias que han abierto las puertas de sus casas en solidaridad con amigos y familiares para compartir su comida y recursos en estos momentos tan difíciles", ha dicho el director del PAM en Palestina, Pablo Recalde.
El PAM ha detallado que, hasta el momento, ha entregado alimentos a alrededor de 263.000 personas que se encuentran refugiadas en las escuelas de la UNRWA y a cerca de 13.000 personas que residen en albergues públicos.
Además, ha dado cupones de comida a otras 8.000 familias desplazadas --cerca de 48.000 personas-- que residen con otras familias. Con ellos, pueden comprar comida en tiendas y ser intercambiados por agua y medicinas.
A ello hay que sumar que 2.039 pacientes y miembros del personal de hospitales están recibiendo comida, mientras que 360 paquetes de comida, agua y medicina han sido entregados en el enclave a través de la coordinación con otras agencias.
Por último, el PAM y la UNRWA han iniciado una distribución de pan a gran escala, comprándolo en Gaza y en Jerusalén y Cisjordania y trasladándolo al enclave para rebajar la presión sobre las panaderías gazacíes.
El PAM ha subrayado que necesita urgentemente 48 millones de dólares (cerca de 35,9 millones de euros) para dar ayuda humanitaria urgente a las personas afectadas por el conflicto, a lo que se suman otros 20 millones de dólares (unos 15 millones de euros) necesarios para continuar sus programas regulares en Gaza y Cisjordania hasta finales de año.