Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paisley considera a Dublín responsable de las matanzas perpetradas por paramilitares unioninistas en 1974

El líder histórico del Partido Unionista Demócrata (DUP), Ian Paisley, ha afirmado que el Gobierno irlandés "se buscó" los atentados de 1974 en los que murieron 33 civiles en Monaghan y Dublín y que fueron perpetrados por la Fuerza de Voluntarios del Ulster (UVF, por sus siglas en inglés), un grupo paramilitar unionista.
"Sus propios dirigentes políticos se lo buscaron. En ese momento la actitud del gobierno del sur para con Irlanda del Norte era ridícula", ha afirmado Paisley, primer ministro de Irlanda entre 2007 y 2008, en declaraciones a un programa documental grabado por la BBC.
En cualquier caso, Paisley ha condenado los atentados y ha asegurado que él no estuvo implicado en los mismos. "No solo no tuve nada que ver con ello, sino que he dicho que no tuvo que ver con ello y lo he condenado. ¿Qué más puedo hacer?", ha argumentado.
Las declaraciones de Paisley han sido condenados por la mayoría de la clase política norirlandesa, incluido el sucesor de Paisley al frente del DUP y como primer ministro del gobierno autónomo del Ulster, Peter Robinson.
"Está claro que los unionistas tienen una opinión muy distinta sobre la postura del Gobierno irlandés, pero eso no le hace responsable (de los atentados), no más responsable de lo que son las autoridades británicas de los actos del IRA", ha afirmado Robinson. "Quienes cometen actos terroristas son terroristas", ha apostillado.
El viceprimer ministro norirlandés y exmiembro del IRA Martin McGuinness ha reiterado esta postura. "La responsabilidad de los atentados de Monaghan y Dublín es de quienes son directamente responsables de los mismos", ha afirmado.
El líder del republicano Sinn Fein, Micheál Martin, ha ido más allá y ha defendido que el Gobierno irlandés de entonces denunciara los "graves abusos y discriminaciones" que sufría la población norirlandesa. El diputado republicano Caoimhghín Ó Caoláin ha calificado las palabras de Paisley de "insultantes", "especialmente para las víctimas y supervivientes de los atentados" y ha pedido al Gobierno británico que aclare si tuvo alguna implicación en estos actos terroristas.