Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía mata a un hombre armado que intentaba entrar en una comisaría en París

Faltan unos minutos para las doce del mediodía. Un hombre se presenta armado con un cuchillo en una comisaría del distrito XVIII, en el norte de la capital. Grita en árabe "Dios es el más Grande". Los policías le piden que se detenga y él empieza a correr hacia ellos. Enseguida le disparan. Los vecinos han escuchado cuatro disparos. El hombre cae y el cuerpo queda tendido en la acera. Llevaba un supuesto chaleco de explosivos que, según el Ministerio del Interior, francés era falso. Junto  al cadáver se puede ver el robot que han utilizado los artificieros para examinarlo. En calles próximas hay un colegio y una guardería que han cerrado inmediatamente las puertas. En esta otra imagen vernos a los bomberos llevando en camilla el cadáver del supuesto yihadista cubierto con una bata blanca Otra vez, la capital francesa alarmada. Es una zona de París en la que Estado islámico tenía planeado atentar la noche del 13 de noviembre aunque finalmente no lo hizo, la noche en la que mataron a 130 personas.