Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento alemán aprueba una resolución calificando de "genocidio" la matanza de armenios en 1915

El Bundestag, la Cámara Baja del Parlamento alemán, ha aprobado este jueves una simbólica resolución en la que se declara "genocidio" la matanza de armenios por las fuerzas del Imperio Otomano en 1915, pese a las críticas llegadas en los últimos días desde Turquía, que insiste en que no se puede hablar de genocidio.
Según ha resaltado el presidente del Bundestag, Norbert Lammert, la resolución, que contaba con el respaldo de los conservadores de la CSU, los socialdemócratas y los Verdes, ha sido respaldada con una "abrumadora mayoría". Solo ha habido un voto en contra y una abstención, según los medios locales.
En la votación de este jueves no han estado presentes ni la canciller, Angela Merkel, ni su número dos y líder del SPD, Sigmar Gabriel, ni el ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, quienes tenían otros compromisos, si bien ha habido quien ha apuntado a que no querían participar en esta votación complicada.
Este martes, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, había advertido de que las relaciones entre Alemania y Turquía podrían empeorar si se aprobaba la resolución declarando genocidio la matanza de 1,5 millones de armenios bajo el Imperio Otomano.
"Si Alemania se deja engañar por esto, entonces las relaciones diplomáticas, económicas, de comercio, políticas y militares resultarán dañadas", subrayó Erdogan tras haber hablado por teléfono con Merkel.
El año pasado, el presidente alemán, Joachim Gauch, condenó la matanza en un acto conmemorativo y la clasificó de genocidio, una palabra que las autoridades alemanas habían evitado usar hasta el momento.
Turquía siempre ha sostenido que nunca hubo una campaña organizada dirigida a exterminar a los armenios, cristianos, y que no hay ninguna evidencia de que eso fuera así.