Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Partido Radical de Izquierda amenaza con abandonar el Gobierno socialista

El Partido Radical de Izquierda (PRG) ha amenazado con dejar de apoyar al Gobierno socialista en la Asamblea Nacional y retirar a los tres ministros que tiene en el Gobierno del primer ministro Manuel Valls si éste no da marcha atrás a varias medidas impopulares anunciadas recientemente.
"La cuestión es la utilidad de la presencia de los radicales en el Gobierno. Tenemos la impresión de que todo lo que ocurre es ajeno a nosotros", ha afirmado el líder del PRG, Jean-Michel Baylet, en declaraciones a la televisión Soir3.
Baylet ha matizado que "no es un ultimátum". "Queremos hablar, queremos negociar", ha asegurado. Sin embargo, todo apunta a que el Gobierno tiene hasta el viernes, cuando se celebrará la próxima reunión de la dirección del PRG, para atender a sus demandas.
Las condiciones del PRG son muy claras. En primer lugar quieren la eliminación del primer tramo del impuesto sobre la renta y un diseño más progresivo de la política impositiva.
También quieren un mayor apoyo a la política familiar "particularmente injusta": bajada de la ayuda para el cuidado de menores, reducción del cheque bebé para el segundo hijo, merma de la ayuda por acogida y reparto del permiso de maternidad. Y tampoco comulgan con la reforma territorial.
Además de la retirada de sus tres ministros, el divorcio entre el PRG y el Partido Socialista dejaría a estos últimos con solo 289 de los 577 escaños de la Asamblea Nacional, justo la mayoría absoluta, por lo que los diputados socialistas rebeldes contrarios a la política de recortes de Manuel Valls podrían tumbar cualquier iniciativa legislativa. El pasado mes de abril Los Verdes ya retiraron su apoyo al Gobierno.