Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Peña Nieto se reúne con los familiares de los 43 'normalistas' desaparecidos en Iguala

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se ha reunido este miércoles en Los Pinos --residencia oficial-- con los familiares de los 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) desaparecidos hace más de un mes en el municipio de Iguala, estado de Guerrero.
Alrededor de las 13.00 (hora local) los familiares de los 43 'normalistas' han llegado en tres camiones custodiados por la Policía Federal y por la Gendarmería Nacional a Los Pinos para entrevistarse con Peña Nieto, de acuerdo con la prensa mexicana.
Los familiares han anunciado horas antes del encuentro que insistirán a Peña Nieto en que los jóvenes desaparecidos vuelvan con vida. También le pedirán que acelere las investigaciones y que éstas no se centren solo en las fosas comunes halladas en Iguala y el cercano municipio de Cocula.
En una reivindicación más política, las familias pedirán a Peña Nieto que no se criminalice a la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, a la que pertenecían los alumnos en paradero desconocido, ya que se la suele vincular a protestas.
Además de Peña Nieto, a este encuentro asistirán el secretario de Gobernación (ministro de Interior), Miguel Ángel Osorio Chong, y el procurador general, Jesús Murillo Karam. Aunque estaba prevista la presencia del gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega, los familiares han pedido que no acuda.
UN MES SIN NOTICIAS
Los 43 'normalistas' desaparecieron entre el 26 y el 27 de septiembre en el marco de una protesta contra al reforma educativa del Gobierno mexicano que desembocó en violentos enfrentamientos con la Policía que se saldaron con seis muertos y 25 heridos.
La Procuraduría General de la República (PGR) ha confirmado que el Gobierno y la Policía de Iguala estaban confabulados con el 'mini-cártel' Guerreros Unidos para hacer desaparecer a estos 43 'normalistas', por lo que las autoridades mexicanas intentan identificarlos entre los restos hallados en fosas comunes.
La PGR ha emitido órdenes de captura contra Abarca y su mujer, que están en paradero desconocido. También acusa de este crimen al jefe de sicarios 'El Gil', así como al secretario de Seguridad Pública y al subjefe de la Policía municipal, Felipe Flores Velázquez y César Navas González.