Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Perú recalca que su frontera con Chile "es intangible" y recuerda el tratado firmado en 1929

La primera ministra de Perú, Ana Jara, ha recalcado este jueves que la frontera del país con Chile "es intangible", recordando el tratado firmado en 1929 y subrayando que Lima "no tiene nada pendiente con Santiago".
"No tenemos que reclamar territorio. Lo que tenemos en el Tratado de 1929 es nuestro, no necesitamos declararlo; el propietario no tiene que demostrar lo que le pertenece", ha dicho, según ha informado la agencia estatal peruana de noticias, Andina.
Las palabras de Jara han llegado horas después de que un grupo de manifestantes peruanos del Comité Cívico Patriótico de Tacna no lograran entrar al triángulo terrestre disputado con Chile, como pretendían conseguir con su marcha hasta el lugar.
"No cabe un aprovechamiento político porque no tenemos nada pendiente con Chile", ha recalcado Jara desde Tacna. "Ningún pretexto, de carácter político o personal, se puede sobreponer al bienestar general de nuestras poblaciones que celebran fiestas patrióticas de unidad nacional y deben quedar en eso, en un hecho simbólico para el país", ha remachado.
NUEVA CONTROVERSIA
El presidente de Perú, Ollanta Humala, suscribió la semana pasada la Carta de Límite Exterior, que recoge las coordenadas exactas de la frontera marítima entre Perú y Chile que ha determinado una comisión binacional, en cumplimiento del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), pero también el límite terrestre.
La Carta de Límite Exterior fija la frontera terrestre entre ambos países en el Punto Concordia, lo que supone dejar bajo soberanía peruana el llamado triángulo terrestre, de 3,7 hectáreas, que tanto Lima como Santiago reivindican.
Así las cosas, Chile ha acusado a su vecino de "excederse" en la elaboración de su nuevo mapa y ha formulado una reserva a las fronteras terrestres fijadas por Perú, al tiempo que ha confiado en que "cumpla íntegramente" el fallo de la CIJ.
El ministro de Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, ha recordado que "La Haya no tiene ninguna competencia sobre el límite terrestre --eso está expresamente excluido del fallo--", por lo que "cualquier controversia en esa materia tiene un árbitro, que es el presidente de Estado Unidos".
EL FALLO DE LA CIJ
El pasado 27 enero, la CIJ ratificó la actual frontera marítima entre ambos países en las 80 primeras millas náuticas y, a partir de esta franja, reconoció la soberanía de Perú en dirección suroeste hasta las 200, como estipula el Derecho Internacional.
Además, La Haya aclaró que el tratado de 1954, que Perú considera un mero acuerdo pesquero soberanía, representa "frontera a todos los efectos", no sólo pesquera, ya que los países firmantes lo reconocen como un acuerdo internacional "vinculante".
La demanda fue presentada en 2008 por Perú, presidido entonces por Alan García con la intención de que se le concediera la soberanía sobre un triángulo de 37.500 kilómetros cuadrados de aguas territoriales controladas por Chile desde la guerra del Pacífico (1879-1884), en la que Bolivia perdió su acceso al mar.
Para Perú, su frontera marítima con Chile no estaba definida, mientras que para su vecino sí lo está desde que ambos países suscribieron los acuerdos de 1952 y 1954. Lima consideraba que estos tratados son solo convenios suscritos para regular las faenas pesqueras.