Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía colombiana halla instalaciones para secuestro y tortura en sus operativos contra bandas en Bogotá

Las autoridades colombianas han hallado, en el marco de los operativos llevados a cabo este sábado en el Bronx, uno de los barrios más problemáticos de la capital colombiana, varias instalaciones donde grupos llevaban a cabo torturas a sus víctimas.
El sábado, en una operación que tenía como objetivo las bandas que controlan el tráfico de drogas y fiestas clandestinas, se liberó a cerca de 200 mujeres que eran explotadas sexualmente --entre ellas, menores--, y a un secuestrado, escondido tras una pared de madera "amarrado con cadenas del cuello, manos y pies", según el director nacional del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, Julián Quintana.
Según la cadena colombiana RCN, las autoridades hallaron "machetes, armas de fuego, sogas" y otros "elementos para intimidar a las víctimas". En los establecimientos, presuntamente utilizados para llevar a cabo asesinatos y ajustes de cuentas, había además perros para "evitar que los secuestrados escaparan" y "obligar a los menores a ceder ante las exigencias sexuales de sus captores".
"Los echaban a los perros para que se los comieran vivos", ha asegurado Quintero, quien ha confirmado que a dos agentes del CTI les habían mantenido retenidos y que les habían amenazado con cortarles manos y dedos con los machetes.
INDIGENTES, EN PLAZA ESPAÑA
Desde los operativos, en los que además fueron expulsados los indigentes que residen en las calles del polémico barrio, éstos han protagonizado numerosos disturbios tratando de regresar a su zona. Este lunes, muchos de ellos se han trasladado a la céntrica Plaza de España, según recoge 'El Espectador'.
La Alcaldía les ha ofrecido ocho centros de atención, donde la primera noche fueron atendidos más de 1.500 y cerca de 900 se quedaron a dormir.
Mientras, en Plaza de España, las autoridades han advertido de la posibilidad de que entre los indigentes haya delincuentes infiltrados, y el subsecretario de Seguridad de la capital, Daniel Mejía, ha asegurado que el 'gancho mosco' --uno de los grupos de venta de droga del Bronx, golpeado en el operativo del sábado-- está induciendo a varios indigentes a provocar disturbios, con el objetivo de recuperar el barrio.
Además de ropa, "les llevaron botellas de gasolina con mechas para que lanzaran bombas molotov a la Policía", ha afirmado Mejía.