Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Polisario responde a España y Marruecos que es capaz de asegurar la seguridad

El Frente Polisario ha respondido este miércoles a los Gobiernos de España y Marruecos que dispone de recursos suficientes para garantizar la seguridad en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia), por lo que no aceptará la entrada de "armas o Ejércitos" de otros países con la excusa de ayudarles.
El delegado del Polisario en España, Bucharaya Beyún, ha declarado a Europa Press que ve un "error" la comparecencia conjunta de ayer de los ministros de Exteriores de España y Marruecos en Rabat, en la que Trinidad Jiménez reveló que había pedido a la ONU que enviara una comisión a Tinduf para revisar las condiciones de seguridad en la zona tras el secuestro el sábado de tres cooperantes, dos españoles y una italiana.
En opinión de Beyún, en esa rueda de prensa ambos pusieron "en duda" la capacidad del Polisario para garantizar la seguridad en los campamentos, una idea que siempre le ha interesado trasladar a Marruecos.
Ha advertido de que el Polisario está dispuesto a colaborar con el Gobierno español o Naciones Unidas y recibir "ideas" para ver cómo puede mejorar aún más la seguridad en los campamentos, pero ha dejado claro que no aceptará la presencia de "armas, hombres ni Ejércitos" de otros países, porque el movimiento independentista tiene recursos suficientes para defender Tinduf.
Beyún ha indicado que ya se han tomado medidas para reforzar la seguridad en torno a los cooperantes y visitantes extranjeros en Tinduf.
En primer lugar, se ha decidido aumentar el número de guardias que custodian las instalaciones en las que viven los extranjeros, hasta dónde precisamente irrumpieron los secuestrados para llevarse a sus rehenes tras maniatar al par de hombres que vigilaban las instalaciones.
En segundo lugar, a partir del secuestro todos los extranjeros que se encuentren en Tinduf deberán comunicar sus movimientos a las autoridades del Polisario e irán siempre acompañados por personal saharaui.
Se trata esta última de una medida que "no gusta" a los cooperantes, pero que se hace necesaria, ha reconocido Beyún.
El representante del Polisario ha confirmado por otra parte que "los primeros indicios" de los que dispone el movimiento apuntan a Al Qaeda como autora del secuestro.
Aunque los campamentos de Tinduf se sitúan en territorio argelino, este país ha cedido la administración de facto de ese área al Frente Polisario, de manera que los residentes de los campamentos están sometidos a las leyes de la República Arabe Saharaui Democrática, no reconocida por la ONU.