Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Puede Ciudad Juárez vivir en paz?

Para tratar de recuperar la normalidad y evitar los asesinatos, robos, extorsiones y secuestros que se producen a diario, el gobierno, con Felipe calderón a la cabeza, ha ideado un plan.

Este proyecto se basa en la idea de la reconstrucción del tejido social de Ciudad Juárez, la recuperación de los barrios y un trabajo más cercano a la población.

Tarea complicada que los analistas ven supeditada al hecho de que se acabe con la impunidad, la negligencia y a que la policía y el Ejército consigan eliminar el crimen organizado.

Y es que, según el especialista en seguridad Jorge Chabat, "es algo que debía haberse hecho antes. Ahora hacerlo sin que se controle a las bandas no tiene sentido".

Un proyecto a largo plazo

Los más optimistas, como es el caso de Juan Pardinas, del Instituto Mexicano para la Competitividad, consideran el plan como un "primer paso que tardará años en encontrar la solución".

Como propuesta, la economista y fundadora de la ONG Incide Social, Clara Jusidman, coordinadora del libro 'La realidad social de Ciudad Juárez', entiende que hay que atender problemas de base: como el hambre, las víctimas de la violencia y a los huérfanos, así como a aquellas personas "que están encerradas en sus casas" por miedo a salir a la calle.

Por último, Judisman apunta que el plan perderá su sentido sino se acompaña de apoyos afectivos. Y es que hay que tener en cuenta que la población "está sufriendo muchísimo". Tanto, que muchos se ven obligados a huir a la fronteriza El Paso.