Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pyongyang propone celebrar reuniones de familias separadas

El Gobierno surcoreano pide "acciones" que acompañen la actitud conciliadora defendida por el régimen norcoreano
Corea del Norte ha propuesto este viernes de forma repentina la celebración de reuniones de las familias separadas por la guerra que viven en los dos países, una propuesta que ha sido acogida positivamente por el Gobierno surcoreano, según ha informado la agencia Yonhap.
La Cruz Roja de Corea del Norte ha propuesto celebrar las reuniones en el complejo vacacional de la montaña Kumgang en un "momento oportuno" después de la festividad del Año Nuevo Lunar, que este año se celebra el 31 de enero, según ha informado la agencia norcoreana KCNA, precisando que la propuesta fue realizada a través de un mensaje telefónico enviado al presidente de la Cruz Roja surcoreana.
En dicho mensaje, la parte norcoreana ha indicado que las reuniones de familias separadas van en concordancia con los deseos, tanto locales como internacionales, de unas mejores relaciones intercoreanas.
El Ministerio de Unificación surcoreano ha acogido positivamente la propuesta norcoreana, pese a que en el mensaje Pyongyang acusó a Seúl por los retrasos en la celebración de estas reuniones. En este sentido, el departamento ha adelantado que prevé enviar una respuesta a Pyongyang sobre los detalles de las reuniones, incluidos horario y consultas preparatorias.
Hace unas semanas, Seúl había propuesto la celebración de reuniones familiares durante la festividad del Año Nuevo Lunar, pero Pyongyang rechazó la propuesta citando, entre otros motivos, las próximas maniobras militares conjuntas con Estados Unidos.
Los dos países habían acordado celebrar las reuniones familiares en la montaña Kumgang, un complejo vacacional situado en la coste este de Corea del Norte, en septiembre del año pasado, pero el régimen norcoreano canceló las reuniones en el último minuto.
SEÚL PIDE ACCIONES
La propuesta norcoreana ha llegado horas después de que Seúl pidiese a Pyongyang, este viernes, que demostrase con acciones su reciente apertura conciliadora, después de la "carta abierta" del régimen norcoreano a las autoridades surcoreanas en la que aboga por la "reconciliación" y el fin de los "actos militares hostiles".
"Es nuestra voluntad crear una atmósfera de reconciliación y unidad, poner fin a los actos militares hostiles, reunir a las familias separadas, reiniciar las visitas al monte Kumgang y relanzar la cooperación Norte-Sur en todas sus facetas", había indicado la Comisión Nacional de Defensa (CND) norcoreana.
"El Norte debería demostrar su sinceridad mediante acciones", ha replicado el portavoz del Ministerio de Unificación, Kim Eui Do. El Gobierno surcoreano ha cuestionado la seriedad de Pyongyang, recordando su pasado de provocaciones tras haber hecho gestos conciliadores hacia su país vecino.
Desde el Ministerio de Defensa surcoreano también han pedido a Pyongyang hechos y no solo palabras. "La seria situación de seguridad (...) puede resolverse si Corea del Norte abandona la retórica hostil y las amenazas", ha defendido uno de sus portavoces, Wi Yong Seop.