Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rechazado como embajador en Arabia porque su nombre significa "enorme polla"

A Akbar Zeb no parece haberle servido de nada haber trabajado durante años como un prestigioso diplomático pakistaní. Arabia Saudí rechaza otorgarle una acreditación como embajador en el reino wahabí. Las razones no residen en discrepancias políticas ni religiosas, más bien en lo que en otros regímenes podría considerarse un hilarante detalle: su nombre, traducido al árabe, quiere decir "la más enorme polla".
Un nombre -que bien le valdría para convertirse en el protagonista de un filme porno- que se ha convertido en un definitivo impedimento para su acceso a la embajada saudí. 
Según reza un artículo en el 'Arab Times', los funcionarios saudíes se han visto superados por la explosiva traducción al árabe y han tenido que cerrarse en banda. Zeb lo tiene ahora imposible.
No es la primera vez. Pakistán había intentado anteriormente colocar a Akbar Zeb como embajador en países teocráticos como los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, que lo habrían rechazado por la misma razón. ¿Ha cometido algún error este prestigioso diplomático para ser sometido a una especie de penitencia o se trata más bien de un particular castigo diseñado por el Ministerio de Exteriores pakistaní? Zeb tendrá que orientar su trabajo a otras latitudes donde el árabe no esté tan extendido.