Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renzi y Berlusconi pactan reformar la ley electoral, el Parlamento y la partida de competencias de las regiones

El secretario general del Partido Democrático (PD), Matteo Renzi, y el líder de la formación conservadora Forza Italia, Silvio Berlusconi, han alcanzado un acuerdo este sábado para reformar la ley electoral, que ha alimentado la inestabilidad política en el país en los últimos años; la configuración de las dos Cámaras del Parlamento italiano y el reparto de los poderes entre el Estado y las regiones.
Tras una reunión de dos horas y media en la sede del PD, Renzi ha expresado su "profunda sintonía" con Berlusconi que, al término del encuentro, ha anunciado que la resucitada Forza Italia apoyará las reformas. Desde la oficina del primer ministro, el demócrata Enrico Letta, un portavoz ha indicado que el acuerdo camina en la "dirección correcta".
Además de la reforma de la ley electoral, una de las prioridades del Gobierno de Letta, el PD y Forza Italia han pactado la reforma del título V de la Constitución italiana, que establece el reparto de las funciones legislativa, reglamentaria y administrativa entre el Estado y las regiones.
Ésta era unas de las reformas primordiales para los 'barones' de los grandes partidos, junto con la ruptura del denominado 'bicameralismo perfecto', encaminada a convertir el Senado en una 'Cámara de las Autonomías' en el que se vean representadas políticamente las autoridades locales.
"PROFUNDA SINTONÍA"
Renzi ha destacado la "profunda sintonía" reinante con Berlusconi en la reforma de la ley electoral que, según el líder de la centroizquierda italiania, avanza "hacia un modelo que promueve la gobernabilidad, la bipolaridad y que elimina el poder de chantaje de los partidos más pequeños".
En una breve rueda de prensa en la que se ha mostrado visiblemente satisfecho, Renzi ha señalado que el PD votará este lunes a las 16.00 horas la propuesta de reforma de la ley electoral.
En un comunicado, Berlusconi, por su parte, garantiza que "van a apoyar las reformas" en el Parlamento y elogia al PD por "iniciar un diálogo rápido y constructivo sobre la reforma institucional". "Estamos muy contentos hoy con el cambio de dirección del PD", sentencia 'Il Cavaliere'.
"DIRECCIÓN CORRECTA"
Como reacción al acuerdo, fuentes del Palacio Chigi han manifestado que "parece ir en la dirección correcta". "De hecho, siempre hemos estado convencidos de la necesidad de (emprender) una reforma constitucional y de la ley electoral", han añadido estas fuentes, en declaraciones a la prensa italiana.
Estas reformas, han asegurado las fuentes del Ejecutivo italiano, "mantendrá unidas a las fuerzas de la mayoría y a los principales partidos de la oposición". En este punto, han destacado "la iniciativa de la Secretaría del PD" en un momento en el que "el proceso de reforma es absolutamente necesario".
El gabinete de Letta pone las elecciones europeas de mayo como fecha límite para aprobar la nueva ley electoral y para acordar un proyecto de reforma del Título V de la Constitución y del Senado.
ALFANO NO RENUNCIA A PARTICIPAR EN LAS REFORMAS
Por último, el líder de Nueva Centroderecha, Angelino Alfano, ha advertido a Renzi y Berlusconi de que sería "muy duro" aprobar una reforma de la ley electoral sin contar con su respaldo, según ha informado el diario italiano 'Il 24 Ore'.
"Somos la parte a la que el centro supedita sus posibilidades de victoria. Sin nosotros, el centro se convierte en el tercer polo", se ha vanagloriado Alfano, que destaca la importancia de "no volver al redil" electoral de las pasadas legislaturas.
Sin embargo, el ex 'delfín' de Berlusconi ha mantenido que, "en los próximos días", se reunirá con el secretario general del PD tras "estar en contacto en los últimos días".
La fractura del Pueblo de la Libertad, la antigua coalición de formaciones conservadora liderada por 'Il Cavaliere' y su eterno segundo, Alfano, resultó en la vuelta de Forza Italia a la arena política y la creación de Nueva Centroderecha.
La expulsión del exprimer ministro del Senado ha favorecido el impulso de estas reformas, que Letta se había comprometido a llevar a cabo en la actual legislatura, y está llamada a reconfigurar el mapa de alianzas políticas en Italia, aunque, a día de hoy, aún con el Ejecutivo italiano en una situación de debilidad política.