Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rohani muestra su confianza en que Irán y el Grupo 5+1 alcanzarán un acuerdo definitivo antes de la fecha límite

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha afirmado este lunes que Teherán y el Grupo 5+1 --integrado por Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania-- alcanzarán finalmente un acuerdo, al tiempo que ha dicho que el mismo podría llegar antes del 24 de noviembre, fecha límite para las conversaciones.
"Encontraremos una solución al asunto nuclear, y creemos que las dos partes lograrán un acuerdo ventajoso para ambas", ha dicho el mandatario iraní durante una entrevista retransmitida por la cadena de televisión iraní IRIB.
Respecto a la fecha límite para las conversaciones, Rohani ha valorado que se han dado "buenos pasos" para lograr una solución antes de la misma, tal y como ha recogido la cadena de televisión iraní Press TV. "Por su puesto, los detalles son importantes, pero lo importante es que el asunto nuclear es irreversible", ha valorado.
El pasado mes de noviembre el Grupo 5+1 e Irán lograron cerrar un acuerdo preliminar de seis meses de duración, que se podría prorrogar otros tantos, por virtud del cual Teherán se comprometió a congelar parte de su programa nuclear y retroceder en sus partes más polémicas a cambio del levantamiento de algunas sanciones.
El acuerdo definitivo contemplaría que Irán pueda mantener un programa de enriquecimiento de uranio dentro de unos términos pactados y limitados. A cambio, la República Islámica debe despejar todas las dudas sobre la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa.
El Grupo 5+1 e Irán acordaron el pasado mes de julio con Irán darse cuatro meses más para tratar de llegar a un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear iraní, tras admitir ambas partes que persistían "diferencias significativas".
Los escollos se han centrado hasta ahora en cuestiones como el número de centrifugadores que podría mantener la República Islámica, que incluso ha desarrollado nuevos modelos, y el levantamiento de las sanciones, según fuentes diplomáticas.