Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia exhibe su poderío militar en el desfile de la Victoria en la Plaza Roja de Moscú

Una unidad de mujeres cadetes militares se estrena en la exhibición terrestre
Las Fuerzas Armadas de Rusia han exhibido este lunes sus capacidades militares en la Plaza Roja de Moscú en el desfile con motivo del Día de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial, una parada que ha contado con la participación de más de 70 aeronaves y unos 200 vehículos y con la asistencia de más de 10.000 personas, según ha informado la agencia de noticias Sputnik.
El presidente de Rusia y comandante supremo de las Fuerzas Armadas del país, Vladimir Putin, ha presidido la tradicional parada militar, en la que se han exhibido algunos de los armamentos y aeronaves de combate empleados en la misión en Siria.
En la exhibición aérea han participado cazas ligeros Mikoyan Gurevich MiG-29SMT, bombarderos tácticos Sujói Su-24, cazabombarderos Su-34, interceptores MiG-31 y cazas multipropósito Su-35, entre otras aeronaves.
Sobre el cielo moscovita han desfilado los bombarderos Tupolev Tu-95, dotados con misiles de crucero de largo alcance, el bombardero supersónico Tu-22M3 y el famoso 'Cisne Blanco', el Tu-160, una aeronave que está siendo sometida a proceso de modernización. Tampoco ha faltado en la exhibición aérea el Antonov A-124-100 'Ruslán', el mayor avión construido en serie hasta la llegada del Airbus A380.
En el capítulo de aeronaves de ala rotatoria, Rusia ha mostrado en la Plaza Roja una escuadrilla de helicópteros de ataque Kamov Ka-52 'Alligator', helicópteros multipropósito Mi-35 y el Mi-28NE, también conocido como 'Cazador Nocturno'. Esta aeronave es el principal helicóptero de combate ruso y, además, ha estado desplegado en la misión en Siria.
El Desfile del Día de la Victoria en la capital rusa también ha contado en esta ocasión con la participación del Mi-26, el mayor helicóptero del mundo, con capacidad para trasladar hasta 20 toneladas de carga.
En el desfile terrestre, Rusia ha mostrado vehículos blindados Bumerang, misiles balísticos intercontinentales RS-24 Yars, sistemas de misiles antiaéreos S-400, vehículos multipropósito Rakushka, vehículos aerotransportados BMD-4M, sistemas de misiles tácticos Iskander, obuses autopropulsados MSTA-S, el sistema de artillería Koalitsiya-SV (Coalición-SV) y carros de combate T-14 Armata, entre otros medios.
MUJERES CADETE
En el desfile de unidades a pie ha destacado la participación por primera vez de las mujeres cadetes de la Universidad Militar, dependiente del Ministerio de Defensa, y de la Academia Militar Jrulev.
En este bloque también se han exhibido los militares de unidades de defensa contra la radiación, sustancias químicas y armas biológicas, que fueron hace 30 años los primeros entrar en la planta de Chernóbil tras la explosión de uno de sus reactores.
PUTIN: RUSIA ESTÁ ABIERTA A UNIRSE A OTROS PAÍSES
En su discurso durante la parada militar, el presidente del país, Vladimir Putin, ha reivindicado el trabajo de las Fuerzas Armadas y ha subrayado que "Rusia está abierta a unirse a otras naciones" para afrontar las amenazas globales.
"Una hazaña que trasmitimos de una generación a otra las lecciones de la historia nos dicen que la paz no viene sola no se puede hacer la vista gorda a los intentos de terrorismo, a los ataques militares", ha afirmado. "Rusia está abierta a unirse a otras naciones fuera de la ideología de bloque", ha subrayado.
Putin ha dicho que Rusia está dispuesta a trabajar en la creación de un sistema de seguridad internacional al margen de las alianzas. "Este año se cumple el 71 aniversario de la victoria en la Gran Guerra Patria, solo teníamos una sola opción: la salvación de la patria. Teníamos que evacuar a millones de ciudadanos y todo esto en plena guerra. Ahora cuesta tomar conciencia de los grandes esfuerzos que se realizaron en las fábricas es una hazaña sin parangón", ha explicado.
El desfile con motivo del Día de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial ha concluido con el paso de seis aviones de combate Sujói Su-25 dibujando los colores de la bandera nacional rusa sobre el cielo de Moscú.